"Los Abogados de Atocha son un símbolo de cómo se conquistaron las libertades políticas y las libertades sociales”

    Esta mañana se han celebrado como cada año en Madrid el acto de homenaje a los abogados del despacho laboralista de Atocha 55 asesinados por un comando de extrema derecha hace ya 41 años, junto al monumento erigido en su memoria en la plazuela de Antón Martín. Abogados de Atocha que han sido reivindicados por el secretario general de CCOO, Unai Sordo, como “un patrimonio de este país porque transcienden las fronteras de las siglas, de una ideología. Tenían unas siglas, y tenían una forma de entender el mundo pero transcienden porque se han convertido en un símbolo de cómo se conquistaron las libertades políticas y las libertades sociales”.

    24/01/2018.
    Unai en el Auditorio Marcelino Camacho

    Unai en el Auditorio Marcelino Camacho

    Tras la tradicional ofrenda floral en el Cementerio Sur y el de San Isidro, donde reposan los abogados de CCOO y del PCE asesinados, en la concentración junto al monumento del “Abrazo” creado por el artista Juan Genovés, Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, ha reivindicado su memoria como un ejemplo para las generaciones venideras porque “si perdemos la memoria, perdemos la fuerza para seguir manteniendo nuestras conquistas”.

    Cedrún, visiblemente emocionado, como antes Alejandro Ruíz-Huerta, superviviente de la matanza, ha querido extender el homenaje a los abogados “a todos aquellos que habéis luchado, Hombres y mujeres que han pasado años de cárcel, que fueron torturados, deportados y algunos, como los abogados de Atocha, asesinados”.

    “Este es un acto de memoria viva”, afirmó Cedrún, quien recordó que este país ha habido una dictadura brutal, sangrienta, que terminó porque el movimiento obrero, vecinal, estudiantil, el pueblo español acabó con ella. “Franco se murió y nos dejo el Régimen. Pero acabamos con el Régimen entre todos. Hay que recordarlo. Hay que seguir luchando. Los derechos no se heredan, se conquistan. Hay que defenderlos día a día, porque si no te los limitan, te los recortan”.

    La memoria de los abogados, su legado moral y político, fue reivindicado también por Unai Sordo, secretario general de CCOO, en su intervención durante la entrega de los Premios Abogados de Atocha en un Auditorio Marcelino Camacho lleno. Para Unai Sordo, los Abogados de Atocha un patrimonio de este país porque transcienden las fronteras de las siglas, de una ideología. Tenían unas siglas, y tenían una forma de entender el mundo pero transcienden porque se han convertido en un símbolo de cómo se conquistaron las libertades políticas y las libertades sociales”.

    En este sentido, recordó que la Transición no fue pacífica, como lo prueba los asesinatos de Javier Benavides, Serafín Holgado, Ángel Rodríguez, Javier Sauquillo, Enrique Valdelvira, abogados y sindicalistas fallecidos en ese acto terrorista, y Dolores González, Luis Ramos, Alejandro Ruiz-Huerta y Miguel Sarabia, heridos de gravedad. “En el despacho se buscaba sindicalistas, protagonistas de las huelgas, y mataron abogados que asesoraban y ayudaban a los huelguistas”, señaló. “Los asesinaron porque formaban parte de un proyecto de emancipación”, subrayó.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.