Confederación Sindical de Comisiones Obreras

Confederación Sindical de Comisiones Obreras
Campaña Elecciones Sindicales

viernes 27 de julio de 2012

"Los poderes económicos condicionan las decisiones políticas, a nosotros sólo nos queda la política para incidir en la economía"

Con esta defensa de la acción política frente a aquellos que pretenden su descrédito en su beneficio, Pedro J. Linares, secretario confederal de salud laboral de CCOO, cerró ayer la jornada "Condiciones de Trabajo y Salud en el contexto de la crisis" organizada por el sindicato e ISTAS-CCOO en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid

Pedro J. Linares durante su intervención en la jornada

Pedro J. Linares durante su intervención en la jornada

La jornada celebrada ayer en San Lorenzo de El Escorial tenían como objetivos demostrar cómo la actual coyuntura económica y las medidas de ajuste que vienen aplicando los diferentes Gobiernos están afectando a las condiciones de salud y seguridad de la población trabajadora y en el conjunto de la sociedad en términos de igualdad, así como .

En las sesiones de la mañana se ofreció un diagnóstico de situación, contando con la participación de los los profesores Joan Benach (Universidad Pompeu Fabra de Barcelona) y Carles Muntaner (Universidad de Toronto) que expusieron utilizando herramientas validadas científicamente cómo las condiciones de empleo y desarrollo del trabajo son los mayores determinantes de la salud y de las desigualdades sociales, tanto a nivel español como a escala internacional. Por su parte Clara Llorens, investigadora del Centro de Referencia de Organización del Trabajo y Salud de ISTAS-CCOO, compartieron las conclusiones de los últimos estudios en materia de organización del trabajo realizados por el sindicato, en los que se demuestran las consecuencias negativas de la precariedad, el desempleo y la falta de participación en la toma de decisiones, que hacen más vulnerables a la pérdida de salud a trabajadores y trabajadoras, con mayor agravamiento para aquellos colectivos más desfavorecidos dentro de la clase (mujeres, emigrantes, discapacitados…), mientras que Carmen Mancheño, de CCOO Madrid, presentó el estudio "Crisis y organización del tiempo de trabajo" que demuestra los peligrosos cambios en la gestión de esta variable que se vienen operando en los últimos tiempos en las empresas madrileñas.

La tarde se inició con una ponencia de Salvador Moncada, del Centro de Referencia de Organización del Trabajo y Salud, centrada en las consecuencias sobre la salud en los trabajadores de empresas afectadas por procesos de reducción de plantilla y las diferencias entre aquellas con representación sindical (efecto sindicato) y las que carecían de ella. Asimismo comentó las diferencias en los resultados obtenidos en las encuestas de riesgos psicosociales elaboradas por CCOO en 2005 y 2010, que demuestran un empeoramiento durante este periodo de las condiciones de trabajo más relevantes para el conjunto de la población trabajadora.

La jornada continuó con la mesa redonda "Políticas de empleo y mejora de las condiciones de trabajo". En ella el profesor de economía aplicada de la Universitat de València Amat Sánchez denunció como las políticas industriales y de empleo puestas en marcha en España desde mediado de los 80 han sido inútiles para promover un cambio hacia un modelo de producción más sostenible, justo y con menores impactos en los indicadores de salud. La Directora del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, Dolores Limón, realizó un balance de las políticas aplicadas en la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo que este año culmina su vida útil e incidió en las cuestiones pendientes de desarrollo y que tienen que formar parte una nueva estrategia. Pedro J. Linares, secretario de salud laboral de CCOO, intervino indicando que el sistema de relaciones laborales existente en nuestro país no fue en el responsable de la crisis, pese a lo cual 13 de los 17 gobiernos de la Unión Europea sólo han tomado medidas en este sentido: reformas laborales y una larga lista de recortes de derechos sociales que inevitablemente van a tener consecuencias en la salud de trabajadores y población en general. "Esta opción para salir de la crisis", afirmó Linares, "además de ineficaz, responde a un planteamiento ideológico hegemónico que se quiere imponer y que se muestra como la única manera de afrontar la crisis. Los poderes económicos cuentan con todos los instrumentos (mercados, instituciones, medios de comunicación…) para condicionar las decisiones políticas, por lo que a nosotros sólo nos queda la política para incidir en la economía. El descrédito de la acción política forma parte de la estrategia de aquellos que se están beneficiando de la crisis."

"Los poderes económicos condicionan las decisiones políticas, a nosotros sólo nos queda la política para incidir en la economía"

viernes 27 de julio de 2012