CCOO y UGT exigen a la UE una política más ambiciosa en la prevención de las exposiciones a cancerígenos

    CCOO y UGT se han dirigido a los europarlamentarios españoles en la Comisión de Empleo del Parlamento Europeo para que voten, el próximo día 28 de febrero, a favor de las enmiendas a la comunicación de la Comisión Europea sobre la Revisión de la Directiva de Cancerígenos y Mutágenos que garantizan los criterios defendidos por la Confederación Europea de Sindicatos para proteger la salud y la vida de millones de trabajadores expuestos a estos agentes cancerígenos en Europa y en España.

    28/02/2017.

    El próximo 28 de de febrero se votarán en la Comisión de Empleo del Parlamento Europeo las enmiendas presentadas por los diferentes grupos a la primera comunicación de la Comisión Europeasobre la Revisión de la Directiva de Cancerígenos y Mutágenos.

    Por este motivo, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha pedido a sus organizaciones afiliadas que se dirijan a los europarlamentarios que representan a sus respectivos países en dicha Comisión solicitando que apoyen las enmiendas que se ajustan a los criterios defendidos por el movimiento sindical europeo: reducción de los valores límite obligatorios propuestos por la Comisión para el cromo VI, la sílice cristalina y el polvo de madera, así como la inclusión dentro del ámbito de la Directiva de las sustancias reprotóxicas (que afectan negativamente a la fertilidad humana y al correcto desarrollo de la descendencia durante la gestación y después del nacimiento).

    En este contexto, CCOO y UGT se han dirigido por carta a los 7 europarlamentarios españoles que figuran como titulares y suplentes en la Comisión de Empleo defendiendo estos criterios porque servirían para proteger la salud y la vida de millones de trabajadores expuestos a estos agentes cancerígenos en Europa y en España.

    Ambos sindicatos comparten la posición de la Confederación Europea de Sindicatos que exige de la UE un política más ambiciosa en la prevención de las exposiciones a cancerígenos y mutágenos y que priorice la eliminación y/o sustitución de estos agentes cuando sea técnicamente posible.

    La Directiva 2004/37/CE, relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo establece tan sólo tres sustancias de estas características con valores límite ambientales obligatorios. Tras varios años de debate en torno a su revisión, la Comisión Europea adquirió el compromiso de proponer 25 valores límite para cancerígenos antes de la finalización de 2016. El 13 de mayo de 2016 publicó una primera comunicación para modificar la Directiva en la que se incluían valores límite para 11 nuevas sustancias y en enero de 2017 una segunda comunicación con 5 más.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.