CCOO exige una financiación suficiente para garantizar el derecho a la educación y una docencia de alto nivel

    El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO (FECCOO) presenta en la Comisión de Educación del Congreso una propuesta centrada en cinco ejes, que incluye la universalización de la oferta educativa de 0 a 3 y de 16 a 18 años.

    21/03/2017.

    CCOO defiende un acuerdo cuyo objetivo sea reforzar la calidad y equidad del sistema educativo. De ahí que, esta mañana, en su intervención ante la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados en la que se aborda la negociación de un Pacto Educativo, Francisco García Suárez, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, haya esgrimido la necesidad de poner fin a la LOMCE, a los recortes y a los decretos de universidad que comprometen la igualdad de oportunidades y haya reclamado un espacio específico para abordar el debate de la educación superior.

    Tras recordar que los recortes –de 9.000 millones en la educación no universitaria y de 1.500 en la educación superior– han asolado el sistema educativo y argumentar que recortes y LOMCE son dos caras de la misma moneda, García ha enumerado los derechos educativos del siglo XXI que deben orientar el Pacto Educativo y los requisitos necesarios para impulsar una docencia de alto nivel (ver cuadros-resumen). Para garantizarlos, ha presentado una propuesta centrada en cinco ejes:

    Alcanzar un compromiso de financiación que permita recuperar una inversión en educación del 5,09% de PIB y fijar un horizonte en el que se llegue al 7%.

    Establecer la programación general de la enseñanza como criterio para organizar la red frente a la libertad de elección de centros.

    Asegurar que las Administraciones promueven la educación pública como garante de su universalización.

    Avanzar en la universalización de la oferta de 0 a 3 y de 16 a 18 años a través de la extensión de la red pública de centros.

    Garantizar en la nueva ley un sistema de auditorías de las contrataciones, la escolarización y la participación democrática de las familias en la gestión de los centros sostenidos con fondos públicos.

    Asimismo, García ha exigido que la comunidad educativa participe como parte activa en el Pacto Educativo. “No queremos que nuestro papel se limite a dar nuestra opinión y entregar nuestros informes. Si queremos que el Pacto Educativo sea un acuerdo social y no meramente político, debe impulsarse un escenario en el podamos debatir y negociar”, ha afirmado el secretario general de FECCOO.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.