"El futuro de las pensiones exige amplio consenso, recursos y voluntad política"

    Las recomendaciones del FMI para que las pensiones solo suban el 0,25% anual y el ajuste se reparta entre generaciones, han merecido la respuesta del secretario general de CCOO, Unai Sordo, que ha acusado al FMI de insistir en unas políticas públicas que se han demostrado socialmente injustas y económicamente ineficaces, haciendo pagar los efectos de la crisis, no solo a las rentas más bajas, sino también a quienes deben contribuir a superar familiarmente la ausencia de recursos de sus miembros, amenazados, en muchos casos, por la pobreza y la exclusión social.

    19/07/2017.

    URL | Código para insertar

    Unai Sordo

    Unai Sordo

    Unai Sordo recuerda que CCOO siempre ha tenido su agenda propia de pensiones y reitera la necesidad de combinar diálogo social y Pacto de Toledo para "garantizar en el futuro un modelo sólido, viable y justo”. Además, ha reivindicado el papel de CCOO en los últimos 25 años, siempre dispuesta a ofrecer soluciones para garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones, suscribiendo pactos y reforzando el consenso social y político a fin de impedir que las pensiones públicas sufran drásticos recortes estructurales como ha ocurrido en varios países de la Unión Europea.

    No obstante, Unai Sordo, cree que el FMI y el Gobierno se equivocan condenando a las y los pensionistas a perder progresiva y sostenidamente poder adquisitivo -no debe olvidarse que hay pensiones contributivas cuya cuantía no permite llegar a final de mes- con incrementos del 0,25%. “Las pensiones deben mantener su poder adquisitivo”, respetar así la contributividad del sistema, claramente vulnerada por la reforma de pensiones de 2013 y ello es, además, relevante si queremos animar el consumo interno y facilitar su función social de solidaridad e integración”, ha manifestado el máximo dirigente de CCOO.

    Por último, Unai Sordo, preguntado sobre las propuestas de algunas formaciones políticas como Podemos, ha vuelto a reiterar la autonomía de CCOO en su capacidad de analizar, diagnosticar y proponer iniciativas para despejar el futuro del sistema público de pensiones -autonomía que, obviamente, tienen los partidos políticos-, y ha precisado que en la actual coyuntura el sistema necesita, primero, más recursos (CCOO ha remitido al Gobierno y a los partidos una batería de propuestas al respecto), y en segundo lugar, voluntad política para asegurar que en momentos determinados, junto a las cotizaciones sociales, deben activarse medidas presupuestarias para blindar su solvencia financiera y garantizar el cumplimiento del pacto intergeneracional y la confianza entre distintas generaciones que subyace en un sistema de pensiones como el nuestro. “Y para actuar en la dirección señalada nada mejor que renovar el consenso alcanzado en el Pacto de Toledo e impulsar un diálogo social que comprometa de forma clara y explícita a todos en el futuro de las pensiones públicas”, ha concluido Sordo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.