CCOO se felicita por la aprobación en el Parlamento tunecino de la Ley integral contra la violencia de género

    Tras intensos debates, el Parlamento tunecino aprobó ayer por la tarde con mayoría absoluta esta nueva ley que reforzará la protección de las víctimas de violencia de género y que abolirá disposiciones anteriores consideradas retrógradas.

    27/07/2017.
    Elecciones de octubre de 2011 en Túnez

    Elecciones de octubre de 2011 en Túnez

    En palabras de la ministra tunecina de la Mujer, Naziha Laabidi (en declaraciones a Forbes Afrique), esta nueva ley que entrará en vigor seis meses más tarde de la publicación en el Boletín Oficial viene “a terminar con todas las formas de violencia contra la mujer”. La ministra añadía que se trataba de “un momento muy emotivo para el pueblo tunecino en el que han podido reunirse diferentes voluntades en torno a un proyecto histórico”.

    Con esta nueva ley, Túnez demuestra una vez más estar a la vanguardia en la defensa de los derechos de las mujeres en el mundo árabe tras la Constitución adoptada en 2014 que estipulaba que “los ciudadanos y ciudadanas son iguales en derechos y deberes”. Entre otros artículos, la nueva ley viene a abolir uno de los más polémicos aún en vigor, el 227 bis del Código Penal tunecino. Este artículo aún consideraba legítima la retirada de los cargos contra el autor de un acto sexual "sin violencia" con una menor de 15 años si el autor del delito se casaba con su víctima.

    Ya en 1956, año en el que Túnez logra su independencia, el Código del Estatuto personal y sucesivas disposiciones legales en este país reflejaban un avance importante respecto a los derechos de las mujeres tunecinas y ponían a este país en la vanguardia del reconocimiento de la igualdad. Sin embargo, se registraron notables retrocesos durante los 23 años del gobierno de Ben Alí hasta la caída de la dictadura en 2011. Durante este período, numerosas activistas y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres, como la Association Tunisienne des Femmes Démocrates (ATFD) y la Association des Femmes pour la Recherche sur le Développement (AFTURD), fueron perseguidas y acosadas por las autoridades del país para frenar su protagonismo político y su papel trascendental en la lucha por los derechos de las mujeres.

    A pesar de los avances en muchos frentes, Túnez registra todavía una persistente desigualdad de género en un país en el que las mujeres con una mejor formación siguen manteniendo una tasa de participación en el empleo menor que los hombres. A inicios de esta década la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señalaba que la tasa de empleo femenino se cifraba solo en un 24,8 por ciento en comparación con el 69,5 por ciento para los hombres.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.