CCOO cree que los defectos de forma en los procesos judiciales no deben dejar sin la debida protección a las víctimas de violencia de género

    Desaparecida desde el pasado 26 de julio, Juana continúa con sus hijos en paradero desconocido, defendiendo su decisión de no entregarlos a su ex pareja, denunciado por violencia de género y malos tratos durante más de tres años y condenado en 2009.

    17/08/2017.
    Concentración solidaridad con Juana Rivas

    Concentración solidaridad con Juana Rivas

    Las dos ocasiones en las que la Justicia ha denegado los recursos presentados se deben exclusivamente a defectos de forma en cuanto a los plazos de presentación y a los procedimientos procesales, al no agotar todas las vías judiciales.

    Lamentablemente este caso no es el único en que la justicia no protege a las víctimas de violencia de género ni a sus familiares; ya en 2003 se produjo el asesinato de una menor a manos de su progenitor en un régimen de visitas obligado, producto de la falta de empatía y diligencias de un Juzgado, a pesar de contar con más de 30 denuncias y órdenes de alejamiento para la madre y la menor.

    En esta ocasión el Tribunal Constitucional ni siquiera parece detenerse en lo fundamental del asunto, solo apela a los plazos y procedimientos formales que debían cumplirse para presentar el recurso de amparo, cuando lo que necesitaba realmente Juana Rivas es eso, amparo jurídico para sus hijos.

    El pasado 14 de agosto se produjeron las primeras concentraciones a favor de Juana Rivas en muchas ciudades españolas, a las que asistieron centenares de personas que apoyan a Juana ante la medida cautelar de paralizar inmediatamente la entrega de los niños al progenitor. Tras este nuevo mazazo judicial, asociaciones feministas, plataformas ciudadanas y organizaciones sindicales estaremos presentes en la nueva concentración del 17 de agosto a las 20,00 horas en la plaza de Callao de Madrid.

    Elena Blasco, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO considera que: “Ésta es una buena oportunidad para que el Gobierno ponga en marcha el reciente estrenado Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y aplique los artículos relacionados con la protección del menor en cuanto a régimen de visitas y custodias en caso de maltrato”.

    Del mismo modo, Blasco denuncia que: “Estas medidas deban venir acompañadas de cambios legislativos y formación específica a los operadores jurídicos de cara a la acción y atención que favorezca una protección eficaz de las víctimas y sus familiares”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.