La falta de compromiso de los poderes públicos, agravado por el calentamiento global, arrasa miles de hectáreas de montes y terrenos

  • El sindicato expresa su solidaridad con los familiares y amigos de las personas fallecidas, así como el reconocimiento a los recursos operativos contra incendios por su profesionalidad y dedicación

Para CCOO, los incendios no se apagan en verano, sino desde el 1 de enero al 31 de diciembre, por lo que es una temeridad recortar personal de las brigadas forestales, como recientemente ha ocurrido en Galicia y en otras comunidades

16/10/2017.
Incendio en las proximidades de Vigo

Incendio en las proximidades de Vigo

Los focos de incendios que están asolando el norte de la península han provocado de momento cuatro víctimas mortales; trabajadores que han salvado la vida recurriendo a una campana de agua, y que afortunadamente solo han sufrido intoxicación por inhalación de humo tóxico; poblaciones evacuadas y miles de hectáreas arrasadas por las llamas, entre ellos, lugares únicos a nivel mundial que están viendo comprometida su existencia. Inevitablemente vendrán los problemas de pérdida de suelo vegetal y arrastre de cenizas a las cuencas.

En este caso es el Norte dónde aún se espera, no ya el invierno, sino el otoño lluvioso que en las fechas en las que nos encontramos ya debería haber hecho acto de presencia. Pero es que ha ocurrido en todo el territorio del Estado con mayor o menor virulencia. Más de 70.000 hectáreas pasto de las llamas en uno de los peores años del último decenio. ¿Hasta cuándo?

CCOO viene reclamando desde hace años planificación, ordenación de montes, prohibición de cambio de uso del suelo en terrenos incendiados, acotación al pastoreo en ellos, prohibición de cazar hasta recuperación de los mismos, operativos públicos de lucha contra incendios que estén activos todo el año realizando todas aquellas labores necesarias para, la obtención de recursos de los que proveen los montes.

Del mismo modo se deben preparar y adaptar a los terrenos forestales a la nueva realidad climática y ecológica. También es fundamental la investigación de las causas a través de las brigadas de investigación de los agentes forestales —dotándoles de mayor capacidad legal y de actuación—, persecución de los incendiarios, que se pongan sobre la mesa los conflictos de intereses sobre los usos de los montes, y asumir que los incendios no se apagan en verano sino durante todo el año.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO exige la creación de una red de bases permanentes que reúnan condiciones de habitabilidad para albergar al personal y brigadas de extinción de incendios, y dotadas de materiales y herramientas necesarias. Es una temeridad recortar personal de las brigadas forestales, como recientemente ha ocurrido en Galicia y en otras comunidades autónomas.

Hay posibilidades de generar empleo y que el sector forestal forme parte de ese otro modelo de desarrollo que queremos y que necesitamos. Hay obligación de mirar por ese 30% de población que vive en el 70% del territorio. Debemos proveerles de oportunidades vitales, porque tienen derechos y entre ellos a los servicios públicos que son nuestros, de todas y todos, al menos aquellos que aún no han sido destruidos y entregados al mejor postor.

La Confederación Sindical de CCOO expresa asimismo su solidaridad con los familiares y amigos de las personas fallecidas y con las afectadas por esta ola de incendios, así como el reconocimiento a los distintos recursos operativos contra incendios por estar enfrentándose a esta tragedia humana, ambiental y económica con la profesionalidad y dedicación que caracteriza a un colectivo tan abnegado en su labor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.