A todo Sostres le llega su "San Martín", de Elena Blasco Martín

    Desde CCOO exigimos encarecidamente que a Sostres se le impida participar en TVE en calidad de tertuliano, asimismo exigimos responsabilidades a la cadena de televisión pública por los comentarios y opiniones que en su medio se vierten.

    13/11/2017.
    Promoción del programa ¿Cómo lo ves? de RTVE.

    Promoción del programa ¿Cómo lo ves? de RTVE.

    SI METES “barbaridades Sostres” en Google te salen más de 6.000 entradas. No hablemos ya si nos ponemos a investigar las barbaridades una por una. Hace falta un estómago a prueba de bomba para resistir las arcadas con lo que nos vamos encontrando. Este señor lo tiene todo: es clasista, machista y racista hasta un punto de caspa tan rancia que ahoga. Es una persona de las que crees que no existen, y que si existieran tendrían que estar escondidos o disimulando muy fuerte para que nadie se diera cuenta de lo despreciables que son. Sostres es, en fin, de esos que llama a las empleadas del hogar “chachas” y usa la profesión de peluquera como si fuera algo despreciable; de los que hacen apología de la pedofilia, haciendo comentarios repugnantes sobre chicas de 17 años; capaz de justificar un asesinato machista a una mujer embarazada; o de decir que “lo de Haití es una manera un poco aparatosa de limpiar el planeta”.

    Él, seguramente, desde su galaxia lejana, se considera un provocador. Sin embargo esa palabra se queda muy lejos de describirlo. Ojalá fuera un enfermo, tal y como le dijo Isabel San Sebastián en 2010, tras sus comentarios sobre vaginas, acido úrico y modelos de Victoria’s Secret, y que no vamos a reproducir aquí porque causa demasiado bochorno. Decíamos que ojalá fuera un enfermo porque en tal caso, habría esperanza de poder curarle o al menos darle algún tratamiento. Sin embargo, sospechamos lo peor: es simplemente un tipo repulsivo, infecto, inmundo, nauseabundo y pútrido.

    Pues bien, este señor, famoso por su discurso machista en diferentes medios, y que ha sido condenado por maltrato, fue invitado a TVE, la cadena de televisión que pagamos de nuestro bolsillo todos los contribuyentes, para hablar de acoso sexual. Esto ocurría en el programa de Carlos Herrera “¿Cómo lo ves?” el pasado sábado día 3 de noviembre. Podría parecer una broma de mal gusto pero, lejos de ser una broma, ahí estuvo Sostres, en su papel cuestionador de la veracidad de las denuncias.

    Justamente, en estos días que se está hablando de un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, que contiene, entre otros puntos, importantes referencias a la necesidad de educar, sensibilizar y comunicar en igualdad. Ahora que los medios de comunicación están bajo escrutinio y que tienen instrucciones de trabajar más que nunca para contribuir a una sociedad más igualitaria. En estos momentos en los que los medios de comunicación públicos deberían estar dando ejemplo de una comunicación responsable en temas de género y en especial cuando se abordan situaciones de violencia contra las mujeres; precisamente ahora, en TVE reclutan a Sostres para hablar de acoso sexual. El delirio absoluto.

    La noticia de la participación de Sostres en el programa generó una gran indignación en las redes sociales durante los días previos a la emisión, pero no impidió que llegado el día, compartiera mesa de debate con Santiago Segura y Cayetana Guillén Cuervo.

    Spoiler: Sostres no defraudó.

    Frente a un conjunto de tertulianos convencidos de la importancia de denunciar el acoso sexual en el trabajo, Sostres salta diciendo que “Hay gente que utiliza acusaciones falsas para sacar ventaja en diferentes situaciones”. Aunque Marta Robles puntualizó que las denuncias falsas conforman una milésima parte del total de las denuncias, por supuesto Sostres ignoró esa información para continuar afirmando que la ley de violencia de género "acusa al hombre por el mero hecho de serlo, es impresentable, es fascismo".

    En definitiva, es inadmisible que semejante esperpento de ser humano ocupe un espacio en la televisión pública pagada por toda la sociedad y desde CCOO exigimos encarecidamente que se le impida participar en TVE en calidad de tertuliano así como responsabilidades a la cadena de televisión por los comentarios y opiniones que en su medio se vierten. Desde CCOO apoyamos plenamente la petición de anulación del programa de Carlos Herrera así como cualquier otra actuación que se realice desde la Sección Sindical de CCOO de RTVE.

    Nuestra sociedad no puede ni debe seguir soportando esos mensajes que atentan contra la dignidad del 50% de la población. Va siendo hora que los medios públicos le den la espalda a personajes de este calibre si realmente queremos avanzar en la construcción de una sociedad más avanzada en derechos e igualitaria.

    Elena Blasco Martin (​@EBlascoMartin​)​​ es secretaria Confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.