CCOO cree que la reautorización del glifosato es una oportunidad perdida para la salud de trabajadores y del conjunto de la población

    La decisión de la Unión Europea no ha tenido en cuenta ni la Iniciativa Ciudadana Europea, apoyada por decenas de organizaciones, entre ellas CCOO, y por 1.300.000 europeos que pedían la prohibición de todo uso, ni la posición del Parlamento Europeo que votó a favor de la prohibición definitiva tras un periodo de 5 años en el que se establecerían restricción a su uso privado o en parques públicos.

    28/11/2017.
    Mariano Sanz y Pedro J. Linares

    Mariano Sanz y Pedro J. Linares

    La votación favorable al uso de este herbicida clasificado como probable cancerígeno por la OMS, contó con el apoyo de 18 Gobiernos europeos, entre ellos el español, que no tuvieron en cuenta ni los estudios científicos que alertan de su toxicidad, ni la posición del Parlamento Europeo favorable a su prohibición definitiva en un plazo de 5 años, ni la opinión de 1.300.000 ciudadanos de todo el continente expresada en una Iniciativa Ciudadana Europea.

    El glifosato es el herbicida más utilizado en España y en el conjunto del planeta y fue clasificado como probable cancerígeno por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) en marzo de 2015 basándose en estudios epidemiológicos realizados en trabajadores agrarios de Estados Unidos, Canadá y Suecia. Tras un tortuoso proceso de reautorización en el que han sido necesarias ampliaciones del plazo de uso y diversas votaciones, la Comisión Europea ha logrado sacar adelante una reautorización por cinco años, frente a los 15 que pretendía en un principio, sin establecer ninguna restricción de uso.

    “En la votación de ayer han primado más los intereses comerciales de sectores industriales y las amenazas de judicializar el proceso expresadas por grandes lobbys frente a la protección de la salud y el medio ambiente y la aplicación del principio de precaución, el cual forma parte de ordenamiento comunitario”, han manifestado Mariano Sanz, secretario de Medio Ambiente de CCOO. “Desde CCOO vamos a seguir apoyando las iniciativas encaminadas a la prohibición del glifosato en nuestro país y en Europa y vamos a seguir dando la batalla para prevenir a trabajadoras y trabajadores frente a la exposición a este agente tóxicos y cancerígeno. Los próximos 5 años tienen que ser los últimos años de uso del glifosato en Europa y CCOO va a trabajar para conseguir este objetivo”, ha añadido Pedro J. Linares, secretario de Salud Laboral de CCOO.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.