Declaración de CCOO en el Día Internacional de los Derechos Humanos

    Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos que se celebra el domingo 10 de diciembre, CCOO reivindica más derechos laborales, sociales, económicos y civiles, para todos y para todas, frente a las políticas que erosionan las libertades democráticas y atentan contra la dignidad de las personas en todo el mundo.

    07/12/2017.
    10 de diciembre

    10 de diciembre

    Este año destaca por la acentuación de los procesos de regresión de las conquistas sociales, democráticas y políticas en todo el mundo, y por el recrudecimiento de las olas migratorias por culpa de la pobreza, la desigualdad, la violencia y por el cambio climático. Por otro lado, presenciamos también el auge inquietante de los populismos políticos, particularmente en países llamados avanzados, que alimentan el odio a las personas más vulnerables.

    La crisis económica, los terrorismos, las migraciones, los refugiados son algunos de los pretextos utilizados para justificar decisiones políticas que erosionan las libertades democráticas y que atentan contra la dignidad de las personas, tal como está estipulado en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

    Estamos presenciando cómo los logros y las conquistas que considerábamos irrebatibles e incontestables están puestos en tela de juicio mediante el miedo al otro y la desconfianza en el futuro.

    En España, esta conmemoración coincide con su designación como miembro de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Elección que no está exenta de polémica porque no dilucida el compromiso real de la Administración con el respeto y la promoción de los Derechos Humanos en España y en el resto del mundo. La ley de seguridad ciudadana (ley mordaza), las concertinas, las devoluciones en caliente, los desahucios, la violencia policial, la impunidad de los crímenes del franquismo, la criminalización de las protestas y de la libertad de expresión, son algunas de las “alhajas” que cuestionan los propósitos reales de la presencia de España en dicha comisión.

    El Plan de Acción Nacional de Empresas y Derechos Humanos recientemente aprobado aunque es considerado como un avance por algunos estamentos, sin embargo no aborda cuestiones elementales relacionadas con el impacto de la actividad empresarial sobre los Derechos Humanos y menos aún delimita los mecanismos sancionadores y de reparación de las víctimas.

    Por ello, CCOO exige un Tratado Vinculante con instrumentos definidos en el ámbito de las responsabilidades judiciales ante los desafíos que suponen los procesos de producción extraterritoriales en cuanto a los mecanismos de supervisión y seguimiento en la adopción y aplicación de políticas de derechos humanos con consecuencias civiles, penales y administrativas en los casos del incumplimiento de las mismas.

    CCOO, junto con el movimiento sindical internacional, reivindicamos más derechos laborales, sociales, económicos y civiles con la promoción del trabajo digno a través del diálogo social tripartito como instrumento central de gobernanza del desarrollo sostenible, de la protección social y de la lucha contra las desigualdades y todo tipo de discriminaciones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.