CCOO alerta que el 96% de las nuevas personas en paro en noviembre son mujeres

    Para la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco Martín, los datos del paro de noviembre, con 232 desempleadas más al día y un 96% de mujeres entre las nuevas personas en paro, corroboran que hay un grave problema de discriminación indirecta en el acceso al empleo de las mujeres. Elena Blasco manifiesta: “Es evidente que no se contratan mujeres. Esta sociedad está enferma si excluye del empleo a la mitad de su población. Sin empleo se condena a generaciones de mujeres a la pobreza y la dependencia. Se impide su derecho a una vida autónoma. Desde CCOO no lo vamos a tolerar. Urge que el Estado y el Gobierno pongan todos los mecanismos en marcha para impedir que cada mes volvamos a constatar esta situación”.

    07/12/2017.
    No me trago este sapo, #EscriboMiPropioCuento

    No me trago este sapo, #EscriboMiPropioCuento

    SE CONOCEN los datos oficiales del paro registrado de noviembre, que se sitúa en 3.474.281 personas, de las que 1.465.663 son hombres y 2.008,618 son mujeres. Nuevamente las mujeres superan el umbral de los 2 millones de desempleadas. De nuevo se constata desde CCOO que la fila del paro se llena de mujeres:

    - Al acabar noviembre, de las 7.255 personas en que ha aumentado el paro con relación al mes anterior, el 96% son mujeres (286 hombres y 6.969 mujeres).

    - Es como si cada día de noviembre se hubiesen registrado 232 mujeres como nuevas demandantes de empleo.

    - Esta tendencia se repite mes a mes. Por ello, el paro registrado se feminiza cada vez más: en este mes las mujeres suponen ya el 58% del paro registrado (57,8%). En noviembre del 2016 suponían el 56,1% del paro registrado; el mismo mes en 2011 eran el 50,7%; y en noviembre de 2007, es decir, antes de la crisis, el 39,8% del paro registrado (entonces, 1.260.426 mujeres registradas como paradas).

    - No hay salida de la crisis para el empleo de las mujeres: el porcentaje de paradas ha aumentado 18 puntos en el total del paro registrado en los últimos 10 años y hay unas 750 mil desempleadas más).

    - Además, no varía el mapa monocolor de género del desempleo en todo el Estado: Las desempleadas superan en número a los desempleados en todas las CCAA y todas las provincias.

    - Paro que se concentra especialmente en las mayores de 25 años (el 58,6% son mujeres).

    - En relación a noviembre del 2016, el paro masculino baja en 198.207 (11,92%) y el femenino en 117.335 (-5,52%): es decir, el femenino baja en un porcentaje que es la mitad del masculino.

    La evidencia de feminización del paro traspasa cualquier estadística oficial. En los datos publicados por el INE. Mujeres y hombres en España, en el capítulo de Empleo (actualizado el 20 de noviembre) aparecen también los siguientes:

    - “En España en el periodo 2011-2016 la tasa de paro de los hombres (de 16 y más años) ha disminuido en 2,9 puntos y la de las mujeres (de 16 y más años) en 0,4 puntos”. Es decir, en 5 años la tasa de paro de las mujeres ha descendido 7 veces menos que la de los hombres.

    - “Por grupos de edad, el mayor incremento de las tasas de paro se ha producido en la población de 55 y más años, tanto en hombres como en mujeres. En este periodo la tasa de paro de los hombres se ha elevado 1,5 puntos y la de las mujeres 2,7 puntos”. Es decir, el doble en el caso de las mujeres.

    - “La tasa de paro de las mujeres menores de 25 años en España, en el año 2016 (44,9) ocupa el segundo lugar más alto detrás de Grecia (50,7) y más del doble de la media de UE-28 (17,9)”.

    - “En la población de 25 y más años la tasa de paro en los hombres en España en el periodo 2011-2016 ha disminuido en 2,4 puntos y 0,1 puntos para las mujeres”. 20 veces menos en el caso de las mujeres.

    - “La brecha de género (mujeres-hombres) entre mujeres y hombres de 15 y más años en España, ha aumentado en este mismo periodo, pasando de 0,7 puntos en el año 2011 a 3,3 puntos en el año 2016”. La brecha de género en el paro se ha multiplicado por 4.

    Como expone Elena Blasco Martín, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO: “Se constata el desigual ritmo de acceso al empleo entre hombres y mujeres, en una tendencia que se repite mes a mes y año tras año: los hombres vuelven al empleo, aún con todas las dificultades, en especial para los jóvenes, pero vuelven en una proporción que dobla a las mujeres, lo que permite visualizar que subsisten barreras en el acceso al empleo específicas para las mujeres, es decir, hay indicios de discriminaciones indirectas en el acceso al empleo que deben ser prevenidas, detectadas y corregidas desde la autoridad laboral”.

    Para Elena Blasco es preciso que las autoridades laborales y el Gobierno tomen medidas de inmediato y propone las siguientes medidas: “La autoridad laboral debe prevenir cualquier tipo de discriminación indirecta en el acceso al empleo de las mujeres. Y el Gobierno debe poner en marcha con urgencia los planes de choque necesarios para garantizar el acceso al empleo de las mujeres en igualdad y garantizar la calidad del mismo. Para ello es imprescindible recuperar los derechos laborales, sindicales y de negociación colectiva, derogando las reformas laborales que todavía contribuyen de forma grave a empeorar las condiciones laborales de las trabajadoras, especialmente en los sectores feminizados, más precarizados”. Y añade: “Para CCOO resulta primordial combatir la precariedad laboral y las discriminaciones en todas sus formas y con este empeño trabajamos día a día”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.