CCOO considera una provocación la decisión de Trump de trasladar la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén

    El anuncio del presidente Trump no constituye sino una amenaza clara para la paz y la estabilidad en la región y, de nuevo, una negación de la existencia de Palestina en un ya largo, humillante y concienzudo plan de eliminación del pueblo palestino. Desde CCOO seguiremos exigiendo el derecho del pueblo palestino a establecer su propio Estado y a la retirada de las tropas de ocupación de todos sus territorios anexados.

    07/12/2017.
    Cúpula de la Roca en Jerusalén

    Cúpula de la Roca en Jerusalén

    El presidente estadounidense, Donal Trump, había prometido durante su campaña electoral el traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Esta acción, que ya se intentó por parte del congreso en Estados Unidos en 1995, ha sido elogiada y bien recibida por diferentes grupos de presión proisraelí en Estados Unidos que contribuyeron a la campaña política de apoyo a Trump

    El anuncio del traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén ha reavivado de nuevo las hostilidades en la región. Desde el año 2006 y con el abandono de la representación diplomática de El Salvador que trasladó su cancillería a Tel Aviv en aquel año, no ha habido ninguna embajada en la ciudad de Jerusalén.

    La ciudad, al igual que Cisjordania y Gaza, son territorios ocupados militarmente por Israel durante la guerra de los Seis Días en 1967 y todas las resoluciones de la ONU y del Consejo de Seguridad exigen la retirada de las tropas de ocupación de estos territorios. La Resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU rechazó de manera contundente esta ocupación de la ciudad de Jerusalén por parte del Estado de Israel.

    CCOO, de conformidad con la legitimidad del derecho internacional y en particular con las Resoluciones 242, 338 y 478 del Consejo de Seguridad de la ONU, viene reclamando desde hace años el reconocimiento del Estado Palestino por el conjunto de las naciones, como instrumento proactivo para conseguir que se alcance una paz sostenible y justa entre Israel y Palestina,. La solución basada en dos Estados soberanos e independientes ubicados en dos territorios distintos debe hacerse realidad.

    El anuncio del presidente Trump no constituye sino una amenaza clara para la paz y la estabilidad en la región y, de nuevo, una negación de la existencia de Palestina en un ya largo, humillante y concienzudo plan de eliminación del pueblo palestino. Desde CCOO seguiremos exigiendo el derecho del pueblo palestino a establecer su propio Estado y a la retirada de las tropas de ocupación de todos sus territorios anexados.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.