CCOO lamenta el ataque perpetrado en la República Democrática del Congo

    En el ataque fallecieron catorce cascos azules de nacionalidad tanzana, cinco militares congoleños y se produjeron más de medio centenar de heridos, según los datos ofrecidos por la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, MONUSCO.

    11/12/2017.

    El ataque tuvo como objetivo una base de operaciones en la zona de Beni y fue obra de rebeldes del grupo ugandés Fuerzas Aliadas Democráticas (ADF) y supuso un grave ataque a la labor de la MONUSCO en el país.

    Esta misión de la ONU trabaja desde 2010 en el terreno para asegurar la protección de los civiles congoleños, el personal humanitario y los defensores de los derechos humanos que se puedan encontrar en riesgo de ser sometidos a violencia física. La MONUSCO tiene entre sus misiones además el apoyo al gobierno de la República Democrática del Congo en sus iniciativas de estabilización y consolidación de la paz.

    Según diferentes medios, tras un primer asalto, se produjeron choques que enfrentaron a milicianos de las ADF contra miembros de la MONUSCO y de las Fuerzas Armadas congoleñas en un ataque que fue repelido durante más de cuatro horas y que, sin embargo, dejó un triste balance de fallecidos y heridos.

    El secretario general de la ONU, António Guterres, ha afirmado que se trata del peor ataque contra fuerzas de paz de Naciones Unidas de la historia reciente.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.