CCOO centrará su estrategia sindical en el incremento de los salarios, la calidad del empleo y la lucha por la igualdad

    CCOO celebra este Consejo Confederal pocos días después de haber rendido homenaje a su primer e histórico secretario general, Marcelino Camacho. Negociación salarial, lucha contra la precariedad, mejora del empleo y las pensiones, e igualdad, han centrado el debate del Consejo Confederal del sindicato, que apuesta por situar en el centro del debate político y económico la agenda social. Asi mismo plantea promover una sostenida movilización sindical, tanto ante la patronal (AENC), como el Gobierno (empleados públicos, contratación, renta mínima, pensiones...) y por la igualdad.

    23/01/2018.
    Aspecto del Consejo Confederal

    Aspecto del Consejo Confederal

    El secretario general de CCOO, Unai Sordo, en su informe al Consejo Confederal reunido hoy, pocos días después de la celebración del primer acto de los previstos por el Centenario de Marcelino Camacho, analiza la situación política, económica y del empleo, de las pensiones, así como del estado de la negociación colectiva, señalando los principales ejes de actuación del sindicato en el primer semestre del año.

    Unai Sordo aboga, tras constatar la parálisis de la acción política del país y repasar la situación en Catalunya, “que sigue marcada por la incertidumbre”, por situar en el centro del debate político y económico la agenda social (salarios, empleo de calidad, redes de protección, pensiones, servicios públicos,…).

    El informe propone asimismo iniciar la movilización del sindicato en torno a nuestras propuestas tanto ante la patronal (AENC) como el Gobierno (empleados públicos, contratación, renta mínima, pensiones ….) como antesala a una movilización más general.

    Análisis económico

    En lo que respecta a la situación económica, CCOO constata el crecimiento registrado en nuestro país, y la mejora de las perspectivas de crecimiento económico, así como que las instituciones europeas están apostando por una política salarial expansiva, pese a haber impulsado reformas que objetivamente lo dificultan. Para CCOO, si los salarios mejoran, la economía podrá superar nuevamente el 3% de crecimiento en 2018.

    El informe aprobado por el Consejo Confederal denuncia también que la desigualdad y la pobreza, que aumentaron exponencialmente durante la recesión, siguen todavía en niveles muy superiores a los que existían antes de la crisis. Si bien los niveles de pobreza han caído con la recuperación siguen siendo muy elevados. La pobreza se ha cronificado, según la EPA (3t2017) 1,2 millones de hogares tenía a todos sus miembros activos en paro y otros tantos millones de personas carecen de ingresos de origen laboral, ya sea salario, pensión, prestación o subsidio.

    El empleo

    El Informe repasa los principales indicadores del mercado de trabajo, haciendo hincapié en que el empleo mantiene una importante tasa de crecimiento a costa de mayor precariedad. En términos generales, los datos de la EPA correspondientes al tercer trimestre de 2017 (últimos datos disponibles) son positivos porque aumenta el empleo y baja el paro, sin embargo, “nos queda un complicado recorrido ya que faltan por recuperar 1,7 millones de personas ocupadas y 1 millón de afiliados/as a la Seguridad Social”.

    “El PIB y los beneficios empresariales ya han superado sus niveles previos a la crisis y los dividendos repartidos están en máximos. No así la inversión, ni el empleo ni las rentas salariales”, advierte CCOO, que señala que la recuperación está siendo muy desigual, a costa de las trabajadoras y trabajadores.

    Situación de la Negociación Colectiva

    En relación a los convenios colectivos, el Informe recoge que en 2017 se han firmado 1.234 Convenios, de los cuales 932 son de empresa y 302 de ámbito superior. Los datos de 2017, aún muy provisionales, indican un número bastante inferior de convenios que en 2016, especialmente de empresa o ámbito inferior, pero no tan reducido en el número de trabajadores/as.

    Entre los convenios que han registrado efectos económicos para 2017, el incremento medio ha sido superior en los convenios firmados en el año (1,75%) que en los revisados (1,27%). Por tipo de convenio, los de empresa o ámbito inferior, presentan un incremento del 1,14% que afecta a 479.503 trabajadores/as, siendo del 1,45% el incremento en los convenios de ámbito superior (sectoriales y de grupo o agrupación de empresas) que abarcan a 6.589.888 trabajadores/as; en estos últimos, los firmados en el año han alcanzado un incremento medio del 1,78% para algo más de dos millones doscientos mil trabajadores/as.

    “Este incremento implica una mejora del poder adquisitivo en 2017 y por tanto, hay una cierta recuperación de la devaluación salarial sufrida en los años de crisis económica”, valora CCOO. Devaluación que se sitúa en entre el año 2008 y el 2015 en el 7,6% según el IPT (Índice de Precios del Trabajo), que señala también que es en los salarios más bajos donde se ha cebado la caída de los salarios. Pero también que se ha dado con mayor intensidad en los trabajadores/as con mayor antigüedad en las empresas. En concreto del 8% en las antigüedades de 4 a 10 años, y de un -9,5% entre quienes contaban con antigüedades de 11 a 20 años en la empresa -.

    Pautas de negociación del AENC

    La propuesta salarial para llevar a la mesa de negociación del Acuerdo para la Negociación Colectiva y el Empleo pretende ser una propuesta inequívocamente ofensiva sobre la recuperación salarial y el poder de compra de los sueldos, y a la vez que contenga elementos que permitan adaptarla a la realidad de las distintas mesas de negociación.

    “La propuesta salarial, elaborada de acuerdo con UGT, pretende recuperar el poder de compra en los salarios, reducir la brecha salarial y disputar los incrementos de productividad que llevan siendo superiores a los de los sueldos desde 2011. Quiere ser netamente ofensiva y a la vez suficiente flexibile como para que pueda ser trasladable a las mesas de negociación”, dice Unai Sordo. En concreto, el Informe propone aumentos en línea con la productividad prevista en cada ámbito de negociación; en todo caso, la subida tiene que ser siempre superior a la inflación, que para 2018 el Gobierno prevé que sea del 1,6%.

    “Los salarios deben incorporar un plus, una subida adicional para recuperar progresivamente el poder de compra perdido desde 2008 (que ha sido de unos 7 puntos) y la participación en el reparto de la renta generada en las empresas. Creemos que para 2018 y 2019 este aumento adicional debe ser de 1,5 puntos por año”, explica el Informe.

    Respecto a las subidas de los salarios más bajos, “la subida del SMI hasta 850 euros en 14 pagas para 2020 nos da legitimidad para tratar de situar los Salarios Mínimos de convenio ya por encima de esa cantidad de 12.000 euros anuales. En esa lógica, la reivindicación de situarlos en los 1.000 euros es razonable, afirma CCOO.

    Los convenios deben incluir cláusulas de revisión salarial, para el caso de que la inflación supere finalmente la prevista del 1,6%, que garantice la mejora del poder de compra del año en curso y la recuperación del poder adquisitivo perdido.

    En relación con las pensiones, la prioridad es reequilibrar la situación financiera de la Seguridad Social, no sólo en términos de corto plazo vinculado al deterioro del empleo en número y calidad, también con perspectiva de plazo medio para abordar el incremento del número de pensionistas que sabemos que viene a partir de 2023. Esto debe ir acompañado de la corrección de la reforma de pensiones de 2013 para evitar que los objetivos de sostenibilidad y suficiencia se aborden, como ya se ha hecho, a través de un intenso ajuste en la cuantía de las pensiones.

    Situación en el sector público

    CCOO se marca como objetivo “recuperar parte del poder adquisitivo perdido desde 2010”, con incrementos salariales por encima del IPC real, devolución del 5% arrebatado en 2010, y rebajar al 8% la temporalidad en el ámbito de las Administraciones Públicas.

    El Informe, que hace una amplia referencia a aspectos como contratación y temporalidad, la formación y la Iniciativa Legislativa Popular para una prestación de ingresos mínimos, concluye con el apartado de “desarrollo organizativo” y su expresión más concreta “el o la sindicalista de referencia”, que en esencia consiste en poner los recursos materiales, económicos y humanos al servicio de una atención sistematizada y permanente a los trabajadores y trabajadoras en general y a los afiliados y las afiliadas en particular. “La finalidad última no es otra que garantizar que CCOO sigue siendo la principal referencia para trabajadores y trabajadoras, con la fuerza afiliativa y representativa capaz de condicionar las políticas de patronales y gobiernos y, en definitiva, de ser un sujeto indispensable e imprescindible en la organización económica y laboral de la sociedad”, concluye el Informe.

    Las tareas del sindicato

    En el primer semestre el sindicato debe combinar tres hilos de actuación. Uno de carácter interno y que afecta al desarrollo organizativo, un segundo que tiene que ver con la activación de la negocaición colectiva mediante un “tensionamiento” del proceso negociador de los distintos convenios y un tercer hilo, marcado por distintos hitos con proyección pública. El 8 de marzo, el encuentro sindical de secciones sindicales, el 28 de abril día de la salud laboral y el Primero de Mayo.

    Sobre las negociaciones del AENC, y más concretamente sobre los incrementos salariales, Unai Sordo, precisa que estos deben estar en línea con la productividad prevista en cada ámbito de negociación. En todo caso, la subida debe ser superior a la infleción, que para el 2018, el Gobierno prevé del 1'6%, y además tiene que incorporar un plus de incremento adicional para recuperar progresivamente el poder de compra perdidodesde 2008, un incremento adicional que en 2018 y 2019 debe ser de 1'5 puntos porcentuales por año. El informe advierte que estas subidas deben se ser mayor para los que menos ganan, subidas que tendrán que concretarse en cada ámbito de negociación. Para ello, el Informe propone "impulsar asambleas, concentraciones, encuentros, movilización en definitiva, para tratar de relacionar la lógica de los grandes mensajes (recuperación salarial, lucha contra la desigualdad, la precariedad, etc.) con la práctica”.

    Para el 8 de marzo la propuesta autónoma de CCOO, con voluntad, no obstante, de confluencia en una jornada de movilización social y cívica, será la de celebrar paros laborales, acompañados de un intenso trabajo previo de sensibilización, información y presencia en los centros de trabajo y en la sociedad (sobre todo en centros educativos y campus universitarios), para denunciar las violencias machistas como expresión más execrable de una sociedad culturalmente patriarcal, las brechas salariales, la precarización del empleo, la segregación ocupacional y las desigualdades económicas y laborales.

     

     

     

     

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.