Irán: persecución continuada de sindicalistas, y abuso sistemático de los derechos laborales y sindicales

    CCOO ha enviado una carta al Embajador de la República Islámica de Irán en España, denunciando la persecución de sindicalistas y el abuso de los derechos laborales y sindicales que impide a los trabajadores denunciar situaciones de impagos salariales, despidos injustificados o accidentes laborales. Además, pedimos al Embajador una reunión para conocer su opinión y ampliarle la información.

    23/02/2018.
    Trabajadores en la empresa Haft Tapeh

    Trabajadores en la empresa Haft Tapeh

    Respecto a la situación de varios sindicalistas encarcelados, en la carta se detallan los casos de Esmail Abdi, líder sindical de los profesores de Teherán, que volvió a prisión el 20 de enero de 2018, tras haber sido liberado con un permiso el día 9, y que se encontraba en la cárcel, en unas condiciones muy duras, desde febrero de 2016.

    También se expone el caso de Reza Shahabi, un responsable del sindicato de trabajadores de autobuses de Teherán, que fue condenado a 6 años de prisión y encarcelado en junio de 2010. Tras cuatro años de cárcel consiguió un permiso médico tras una cirugía motivada por los daños físicos sufridos en los interrogatorios. Sin embargo, en agosto de 2017 le obligaron a volver a prisión para “acabar su condena”, lo que motivó una huelga de hambre de 49 días en la que perdió 13 kg. Su compañero de sindicato Davood Razavi fue detenido en abril de 2015 mientras preparaba una manifestación del 1º de mayo, y fue condenado en enero de 2016 a 5 años de prisión. El 24 de enero de este año estaba citado ante el tribunal por la apelación de su caso pero el juicio fue pospuesto y se encuentra en una situación de impasse.

    En cuanto al incumplimiento de los derechos laborales y sindicales, es preocupante el impago sistemático de salarios y las consecuencias derivadas de denunciar o exigir que se cumplan estos derechos.

    Así, los trabajadores de Haft Tapeh Sugar Cane Company, en Shush, han estado más de seis meses sin cobrar sus salarios y muchos trabajadores se enfrentan a acciones penales por las protestas ante la situación; igualmente, los trabajadores jubilados no han recibido sus pensiones. Los trabajadores de esta empresa reclaman, además del pago completo de sus salarios y otras prestaciones, el reconocimiento del sindicato como representante legal de los trabajadores, la reincorporación de trabajadores despedidos injustamente; y la vuelta de la empresa a propiedad gubernamental. Cuando un trabajador de Haft Tapeh, Aube Aghaabi, llevó a la empresa a los tribunales tras un serio accidente laboral, la dirección tomó represalias despidiéndole junto a otros 50 trabajadores que eran familiares suyos o tenían el mismo apellido.

    En la carta, CCOO urge a las autoridades iranís a cumplir las recomendaciones del Comité de Libertad Sindical de la OIT y a retirar los cargos contra los sindicalistas detenidos y ponerlos en libertad. También exigimos que se asegure el cobro de los salarios de los trabajadores de Haft Tapeh y que se atiendan el resto de sus peticiones de carácter sindical.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.