El despido de las 9 de AON ataca derechos fundamentales, es un golpe a la democracia

    Isabel López, Sonia Clabuig, Virginia del Moral, Asun López, Eva Berodia, Marta Pellón,Marta Fernández, Arancha Varela y Patricia Pinto. Nueve trabajadoras de la empresa de Contact Center AON Mobile que se estaban preparando para presentarse a las elecciones sindicales por CCOO fueron despedidas el mismo día, con cartas de despido idénticas. Para CCOO, que despidan a 9 mujeres por querer defender los derechos laborales de sus compañeras y compañeros es un problema de todas y de todos. Firma por su readmisión http://ow.ly/woS630kxv89

     

    13/06/2018.
    Readmisión de las 9 compañeras de AON Mobile

    Readmisión de las 9 compañeras de AON Mobile

    El 5 de abril de 2018 la empresa AON Mobile comunicó a nueve de sus trabajadoras que estaban despedidas en base al artículo 54.2e del Estatuto de Trabajadores. Es decir, por "disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado". Resulta sorprendente que dos de esas nueve trabajadoras habían renovado su contrato temporal sólo cinco días antes, pero lo más sospechoso es que las nueve iban a formar parte de la candidatura de Comisiones Obreras en las elecciones sindicales que estaban a punto de ser convocadas.

    No es la primera vez que esta empresa atenta contra la libertad sindical, en 2013 las 13 personas que integraban la candidatura de CCOO fueron despedidas. Los tribunales declararon nulos dichos despidos, pero la empresa ya había conseguido su objetivo: evitar la libertad sindical en su empresa. Tras desbaratar la lista de CCOO, la compañía conformó un comité de empresa con cargos intermedios y teleoperadoras afines. Gracias a esta representación ad hoc la empresa pudo sacar adelante un convenio propio con unas condiciones muy inferiores a las del convenio sectorial de Contact Center.

    Este es un ejemplo más de cómo la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial que introdujo la Reforma Laboral del 2012 facilita los atentados contra la libertad sindical. Es mucho más fácil impedir la actividad sindical de una decena de personas que de cientos. Pero no es un ejemplo cualquiera. Estas 9 mujeres que trabajaban 6 horas al día por 8.000 euros al año, decidieron implicarse, dar un paso al frente. Su empresa ni siquiera aplicaba las ínfimas condiciones incluidas en el convenio propio. Y sabían que se estaban jugando su puesto de trabajo, lo habían visto antes. Pero entendían que lo que estaban haciendo era legítimo y justo.

    Estos hechos se han puesto en manos de la Justicia, pero exceden el ámbito judicial, es una cuestión social que afecta a la moral colectiva. Las personas tenemos derecho a tener un trabajo digno y esto no es posible sin Libertad Sindical.

    Por eso, que despidan a 9 mujeres por querer defender los derechos laborales de sus compañeras y compañeros es un problema de todas y de todos. Es un golpe directo a la línea de flotación del Estado de Derecho. Es un golpe a la Democracia

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.