CCOO logra frenar el proyecto "tracker reparto" de Telepizza, por incluir cláusulas abusivas en los contratos de trabajo de repartidores y repartidoras

    El nuevo sistema de rastreo de pedidos para los clientes, supone un abuso en las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, por el cual los repartidores y repartidoras de Telepizza deben asumir la aportación de su teléfono móvil personal y el correspondiente gasto económico por el desgaste del terminal y la conexión de datos a internet, a cambio de una compensación económica mensual, que para CCOO siempre fue insuficiente.

    28/11/2018.
    #SlaveroTeam

    #SlaveroTeam

    CCOO logra frenar a Telepizza, mediante la actuación de la Inspección de Trabajo, la cual unificó en Madrid todas las denuncias presentadas por CCOO en varias provincias para dar una única contestación a las cuestiones planteadas por este sindicato en las reuniones del comité intercentros sobre la legalidad de la implantación unilateral por parte de Telepizza del nuevo proyecto “Tracker Reparto”.

    La Inspección de Trabajo ha dado la razón a las cuestiones planteadas por CCOO, declarando:

    Que el convenio colectivo actual no establece ni regula la aportación de herramientas de trabajo, ni por parte de la empresa ni de los trabajadores (móvil, ordenador, tablet, etc.).

    Que las herramientas de trabajo siempre las deben proporcionar las empresas.

    Que la aportación del teléfono móvil que Telepizza exige a los trabajadores, es meramente “un instrumento portante” y no una herramienta de trabajo necesaria para realizar el reparto de pedidos a domicilio.

    Que el proyecto “Tracker Reparto” proporciona ventajas económicas a Telepizza y va en detrimento del trabajador, que siempre es la parte débil del contrato, el cual no obtiene ventaja alguna y se le perjudica con medias disciplinarias.

    Que el “régimen disciplinario interno” que establece Telepizza está fuera de lugar en el convenio colectivo actual, puesto que establece una nueva causa de despido para los trabajadores que firman el procedimiento Tracker distinta de los trabajadores que no lo firman.

    Que la compensación económica que solo decide de la empresa no da opción al trabajador a poder decidir si le compensa o no.

    Que el trabajador se ve obligado a comprar un teléfono móvil para poder acceder al empleo.

    Que al trabajador no se le informa en su contrato sobre sus derechos de protección de datos personales como establece la Ley Orgánica de Protección de Datos.

    Que la empresa establece condiciones laborales sin las garantías de consulta y participación de los representantes legales de los trabajadores.

    Y, por último, y lo más importante, la Inspección de Trabajo declaró en sus conclusiones finales que las cláusulas incluidas en los contratos de trabajo, establecen condiciones de trabajo inferiores a las actualmente recogidas por convenio colectivo, inferiores a la Ley Orgánica de Protección de datos y que van en contra del Estatuto de los trabajadores, por lo que se le requirió a la empresa Telepizza SAU a que procedan a la inmediata eliminación de las cláusulas del procedimiento Tracker incluidas en los contratos de trabajo de todos los trabajadores afectados.

    Desde CCOO siempre hemos luchado por la eliminación de este tipo cláusulas abusivas en todos los contratos de trabajo de este o cualquier sector, convencidos plenamente de que son ilegales, obligando a los trabajadores y trabajadoras a aceptar condiciones de trabajo impuestas unilateralmente por las empresas para poder acceder al empleo, sin dar lugar al trabajador a decidir voluntariamente si quiere o no aceptarlas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.