Conclusiones del encuentro internacional sobre el impacto en las relaciones laborales de la Directiva 2014/95/UE

    Los días 11 y 12 de mayo se celebró, en la sede de la Confederación Sindical de CCOO, un encuentro internacional sobre el impacto en las relaciones laborales de la Directiva 2014/95/UE de divulgación de información no financiera, en el marco del Proyecto DIMASOLAB, financiado por la Unión Europea y en el que está participando el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS-CCOO).

    18/05/2017.
    Dimasolab

    Dimasolab

    En el encuentro participaron expertos nacionales e internacionales procedentes de diversas instituciones, tales como el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Comité Consultivo Sindical (TUAC) ante la OCDE, el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa o el Departamento de Investigación Laboral del Reino Unido. Igualmente, asistieron expertos de CCOO y de diversos sindicatos europeos.

    Ramón Górriz, Secretario Confederal de Acción Sindical, Pedro J. Linares, Secretario Confederal de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO y Peter Scherrer, Secretario General Adjunto de la Confederación Europea de Sindicatos inauguraron el acto.

    En representación de CCOO participaron Raquel Boto Gil (Secretaría de Acción Sindical de la Confederación) y José Carlos González Lorente (Secretaría de Responsabilidad Social de la Federación de Servicios de CCOO), quienes manifestaron el rechazo de nuestra organización, tanto al proceso opaco y poco participativo de aprobación de la norma que traspondrá la Directiva al ordenamiento jurídico español como por la poca exigencia de los contenidos propuestos, donde destaca la ausencia de unos indicadores clave básicos de información obligatoria.

    La Directiva 2014/95/UE exige a las entidades de interés público de más de 500 trabajadores la elaboración de un informe o una declaración explicando las políticas, resultados y riesgos relacionados con el medio ambiente, los asuntos sociales y laborales y los derechos humanos.

    En particular en lo que se refiere a las cuestiones ambientales, las empresas afectadas por esta norma deben elaborar un informe no financiero que contenga, como mínimo, información detallada sobre los efectos actuales y previsibles de las actividades de la empresa en el medio ambiente y, en su caso, sobre la salud y la seguridad, el uso de energía renovable y/o no renovable, las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y la contaminación atmosférica.

    El proyecto DIMASOLAB está analizando, entre otras cuestiones, cómo han incidido hasta el momento los informes de sostenibilidad elaborados de forma voluntaria por la empresas en las relaciones laborales en el ámbito de la UE, de qué manera están los sindicatos y otras organizaciones sociales influyendo en la implementación de la Directiva en sus leyes nacionales y cuál puede ser el impacto de esta normativa sobre las relaciones laborales en el futuro.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.