CCOO demanda que centre su atención en reforzar los ingresos de Seguridad Social, no en sobreactuar sobre el gasto

    CCOO lamenta que algunas instituciones oficiales se empeñen en presentar de forma recurrente escenarios catastrofistas y recuerda que, sin embargo, otros organismos públicos presentan previsiones mucho más razonables que sitúan el sistema de pensiones en un escenario de gasto del 13,5-14% del PIB en 2048 perfectamente sostenible, para un país como el nuestro, e inferior al esfuerzo que ya hacen otros países europeos.

    18/12/2018.
    Declaraciones de Carlos Bravo

    Declaraciones de Carlos Bravo

    Además, el sindicato lamenta el empeño del Banco de España en defender la Reforma de pensiones de 2013, pese a reconocer explícitamente que supone “un descenso progresivo del valor de la pensión media en relación con el del salario medio”, así como que las propias previsiones que publica ahora el Banco “están sujetas a un grado de incertidumbre no despreciable”. Es reforma de pensiones sufre una falta de consenso político y social de tal calibre, que todos los partidos políticos han reconocido en el Pacto de Toledo que la misma es insostenible política y socialmente.

    La principal línea de alarma que expresa la autoridad bancaria en relación a la subida de de las pensiones, obvia que la revalorización es un elemento nuclear de la contributividad del sistema (relación entre el esfuerzo realizado por el trabajador para financiar el sistema y lo que recibe en forma de prestación), y así lo reconoce incluso el artículo 50 de la Constitución cuando llama a los poderes públicos a garantizar su actualización periódica. De modo que garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones debe reconocerse como un objetivo principal del propio sistema público de pensiones, junto con el de garantizar unas pensiones adecuadas y suficientes.

    Precisamente para garantizar que el sistema de pensiones cumple con los objetivos de adecuación y suficiencia, CCOO viene reclamando la derogación de la Reforma de pensiones de 2013 que los pone en riesgo al imponer el Índice de Revalorización de Pensiones que las condena a una casi-congelación del 0,25% y mediante el Factor de Sostenibilidad que hace lo propio imputando exclusivamente el efecto de la evolución de la esperanza de vida reduciendo la cuantía inicial de las pensiones de los trabajadores más jóvenes.

    CCOO reclama así la reversión completa de la Reforma de pensiones de 2013 y exige la adopción de medidas de ingresos que haga sostenible el mantenimiento de unas pensiones adecuadas y suficientes, tanto para los actuales pensionistas como para los que lo serán en las próximas décadas.

    La negociación sobre pensiones debe culminar con un acuerdo global

    El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, ha advertido que “la negociación en la Mesa de Diálogo Social sobre pensiones no debe cerrarse trozo a trozo y requiere un primer acuerdo amplio, sin perjuicio de continuar desarrollándolo posteriormente”.

    Ha reclamado un Real Decreto Ley antes de final de año, que derogue la reforma de pensiones aprobada por el PP en 2013 y recupere la fórmula de revalorización con el IPC, para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones.

    El sindicato insiste en que “el diálogo debe avanzar para reforzar la estructura de ingresos, revalorizar las pensiones y dar tranquilidad a la sociedad” Cree que sobre esas bases debería ser posible un acuerdo con Gobierno y organizaciones empresariales.

    Sobre la subida del 2,25% a los empleados públicos que el presidente del Gobierno ha anunciado hoy, Carlos Bravo ha indicado que se corresponde con lo pactado con las organizaciones sindicales, así como su aprobación antes de fin de año ante la ausencia de Presupuestos Generales del Estado. No obstante, ha lamentado que el presidente haga este anuncio sin haber atendido aún la petición de reunión de la Mesa General de Función Pública para abordar esta y otras cuestiones pendientes (tasa de reposición entre ellas)

    Por último, el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO ha contestado a las declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que asegura que la subida del 7% de las bases máximas de cotización que ha anunciado el Gobierno llevará un gasto adicional de las cuotas empresariales en 1.500 de euros, Bravo indica que “ojalá fuera esa cifra, pero creemos que el impacto será inferior a los 1.000 millones de recaudación adicional”. Además, ha concluido, que lo que debe acordarse es una senda de incremento notable de la base máxima de cotización durante los próximos años, con una actuación coherente en relación con la pensión máxima.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.