CCOO en la COP24

    Una delegación de la Confederación Sindical de CCOO ha participado en la vigésimo cuarta sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24) (en Katowice, Polonia) dentro del grupo sindical e interviniendo en varios eventos relacionados con la importancia de hacer una transición ecológica justa respetando los derechos de las trabajadoras y trabajadores.

    20/12/2018.
    COP24 Katowice

    COP24 Katowice

    En esta Cumbre los representantes de 197 países han pactado el denominado “libro de reglas”, un programa de trabajo donde se recoge todos los elementos técnicos del Acuerdo que quedaron pendientes de definirse en la Cumbre de París (COP21), y que conforman los detalles del funcionamiento del mismo.

    La COP24 no ha logrado avanzar en, según el grupo sindical, la necesaria ambición en los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero por las presiones de EE.UU, Arabia Saudí, Qatar y otros países interesados en no avanzar en este objetivo. A pesar de la declaración (“statement on stepping up climate ambition”) publicada el 12 de diciembre, durante las negociaciones, por la Coalición de Alta Ambición (“High Ambition Coalition”), en la que se pedía la mayor ambición posible para el 2020, a la vista de las conclusiones del Informe Especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en el calentamiento global de 1,5ºC y en la que España ha formado parte, no se ha logrado incorporar en el texto final objetivos ambiciosos y urgentes. El acuerdo final tan sólo incluye una referencia al informe científico que apela a la importancia de acometer cambios para limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5ºC y pide a la comunidad internacional que se tengan en cuenta sus recomendaciones.

    Otra declaración fue la llamada “Declaración de Solidaridad y Transición Justa de Silesia”, una iniciativa de la presidencia polaca de la COP24, que fue firmada por 53 países y la Comisión Europea. Con esta declaración los gobiernos reconocen que la transición energética tiene que ser una transición justa para todas las trabajadoras y trabajadores y la creación de trabajo debe de ser decente y de calidad. Ven la importancia de un proceso participativo y representativo de diálogo social involucrando a los sindicatos y otros agentes sociales para desarrollar estrategias para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

    También consideramos insuficientes el avance en los mecanismos de mercado de carbono debido al bloqueo que ha hecho Brasil en las negociaciones, y se volverá a tratar en la próxima cumbre del clima, la COP29, en Chile.

    El documento de la COP24 establece un mecanismo de transparencia común para todos los países que informe de sus avances en la lucha contra el cambio climático al resto de la comunidad internacional. Este marco común será implementado a partir del 2024. Sin embargo, se otorgarán flexibilidades a los estados con menos medios técnicos y financieros para cumplir con sus objetivos.

    El texto final presta poca atención a las “pérdidas y daños”, es decir, al daño irreversible causado por las interrupciones del clima (huracanes, inundaciones, etc.). Esto supone una línea de actuación en cubrir los costes, en los países más vulnerables. Aspecto al que debemos de estar muy atentos dada la extrema vulnerabilidad de algunas zonas de nuestro país.

    En la COP21 de París, se acordó la celebración de un diálogo facilitativo en 2018, conocido como el Diálogo de Talanoa, un foro cuyo objetivo es hacer una evaluación de los esfuerzos colectivos de todos los países en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de cara a evaluar el progreso hacia el objetivo de no superar un incremento de la temperatura media global en más de 2ºC, según lo acordado en París. En Bonn se aprobó el diseño y las modalidades de dicho Diálogo, el cual ha consistido en una fase técnica, desarrollada a lo largo del año 2018, y una fase política, celebrada en la segunda semana de la COP24.

    El 12 de diciembre tuvo lugar el evento final de clausura que puso fin al proceso del Diálogo de Talanoa. Las Presidencias de las conferencias sobre el clima de la ONU entrante y saliente (COP24 y COP25) presentaron la “Llamada a la acción Talanoa”. Esta declaración hace una llamada a la acción urgente y a la movilización rápida de todos los actores de la sociedad para que multipliquen sus esfuerzos con vistas a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. El secretario confederal de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, Mariano Sanz Lubeiro fue el portavoz del grupo sindical en la ceremonia de cierre de este diálogo y donde se manifestó que hay que hacer políticas precisas para garantizar la justicia social, los derechos humanos, los derechos de mujeres, pueblos indígenas, la participación pública, seguridad alimentaria, integridad de los ecosistemas, protección de biodiversidad y la equidad intergeneracional, unas condiciones cruciales para llegar a la ambición climática necesaria.

    El documento final de la COP24 invita a los países a considerar la urgencia de aumentar la ambición en materia de mitigación, adaptación y financiación; y a considerar estos puntos a la hora de preparar sus próximas contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs por sus siglas en inglés, planes nacionales de adaptación y estrategias nacionales de desarrollo a largo plazo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero) que deberán presentarse en 2020.

    Así, en la financiación de acciones climáticas, el documento reconoce que deben destinarse más recursos, especialmente a mitigación y reducción de efectos del cambio climático, en línea con lo acordado en París. Establece nuevos objetivos de financiación a partir de 2025, para dar seguimiento al objetivo actual de movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para apoyar a los países en desarrollo.

    En esta línea, un gran número de países desarrollados se comprometieron a prestar apoyo financiero para que los países en desarrollo puedan tomar medidas frente al cambio climático. Esto es de gran importancia para la reposición del Fondo Verde para el Clima. El Banco Mundial ha prometido 200.000 millones de dólares para financiar la acción climática durante el período 2021-2025. Además, los bancos multilaterales de desarrollo han prometido alinear sus actividades con los objetivos del Acuerdo de París. Por su parte, el Fondo de Adaptación recibió un total de 129 millones de dólares.

    Otros aspectos incluidos en el documento hacen referencia a cómo llevar el balance mundial sobre la eficacia de la acción climática en el mundo en 2023 y cómo evaluar los avances en el desarrollo y la transferencia de tecnología. Las ciudades del grupo C40 (ciudades del todo mundo unidas, dirigidas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) anunciaron que trabajarán con el IPCC para identificar cómo aplicar el Informe especial 1.5ºC sobre el calentamiento global en sus medidas climáticas. Además, 15 organizaciones internacionales han prometido hacer que sus operaciones sean climáticamente neutras.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.