Taxis-VTC: “CCOO reitera que siempre defenderá los intereses de las y los trabajadores de cualquiera de estos sectores”

    CCOO recuerda su nota y análisis de 27 de septiembre de 2018 cuando advirtió que el Gobierno se equivocaba si pretendía solucionar el conflicto con un decreto que lo que hizo fue aplazar el conflicto y no afrontar el fondo de la cuestión.

    29/01/2019.
    Taxi

    Taxi

    FSC - CCOO lamenta profundamente la deriva que ha tomado el conflicto que están padeciendo los trabajadores del Taxi y las VTC, rechazamos la dejación de funciones de los diversos Gobiernos de la nación, autonómicos y municipales que han mirado y siguen mirando hacia otro lado, ante la irrupción de las mal llamadas plataformas de economía colaborativa, solo frenadas parcial o temporalmente por la acción sindical que hemos ejercido vía denuncias judiciales. Un Gobierno estatal salvó la situación con un real decreto de seguro incumplimiento, si no se les prestaba seguimiento e inspección, y el de ahora bisoño por sus nuevos cargos, con pronunciamientos grandilocuentes y poco efectivos, que termina despejando la jugada y deriva las dificultades, más bien un "marrón", a otras administraciones para que actúen, reuniéndose con todas las asociaciones y plataformas de afectados, a excepción de CCOO que somos un sindicato de trabajadores y trabajadoras representativo, ignorando nuestras propuestas de reunión e intervención.

    En medio de la vorágine desencadenada, encontramos a algunos sindicatos volcados, sin ningún tipo de rubor, en apoyo a una de las patronales del conflicto y no con las y los asalariados de ambos.

    Estas organizaciones sindicales prestan sus banderas y simbología a la defensa del lobby empresarial, confundiendo su papel y a los trabajadores, sin denunciar las jornadas de esclavitud a los que son sometidos sus plantillas, sin denunciar los bajos salarios y condiciones de trabajo precarias o la falta de regulación laboral concreta. ¿Y todo esto por a que se debe? pues quizás la respuesta la encontramos meses después, cuando las y los trabajadores de VTC se acercan a CCOO a denunciar que las direcciones de sus propias empresas están promoviendo elecciones sindicales, eso si, apostando por un sindicato y en contra de CCOO, quizás por que nos hemos negado públicamente a firmar un convenio precario para las y los asalariados de VTC.

    La ecuación sería clara, para tener un convenio colectivo propio se debe firmar entre patronales y representantes sindicales, y casualmente según los plazos mínimos legales ahora ya se podrían elegir cientos de representantes en estas empresas de VTC, y si la mayoría sindical se asegura de una parte, igual en breve se consolidaría un convenio laboral a saber en qué condiciones...

    En estos momentos el TAXI ha salido a la calle en Barcelona y Madrid con varias razones que CCOO podemos compartir, como es su labor como servicio publico, su pago de impuestos, su cumplimiento de las tarifas que les marcan las administraciones, o su denuncia del mencionado incumplimiento del real decreto que entendemos se produce por culpa de la falta de seguimiento de la propia Administración, y no de los que han comprado legalmente su VTC.

    Pero por otros diversos motivos según lo visto, la opinión y el apoyo de la ciudadanía esta divido, ya sea por algunos actos de violencia que CCOO repudiamos, por la falta de mejor explicación y entendimiento de su situación ante una competencia sin regulación, o por la afectación particular que cada persona sufre por el continuo colapso urbano e interurbano que producen.

    Desde CCOO opinamos que la salida del conflicto pasa por la implicación y coordinación de las Administraciones, más allá de sus colores políticos y por la voluntad de ambos colectivos en regular el servicio en todo sus apartados, pago de impuestos, tarifas, formación, titulación para llevar pasajeros, y marco laboral digno y de calidad para todas las personas asalariadas de VTC y del TAXI.

    CCOO estima que el actual modelo de confrontación que se quiere forzar entre personas trabajadoras, solo beneficia los intereses de las empresas que han encontrado en el servicio de transporte de viajeros con conductor, VTC o TAXI, un escenario para dirimir una batalla mediática y que afecta de forma notable al conjunto de la ciudadanía, a la que quieren tomar como rehén en su posicionamiento para copar la prestación del servicio y la gestión específica de sus intereses empresariales.

    Ninguna de las Administraciones concernidas puede hacer oídos sordos a las necesidades que miles de personas les están presentando, por lo que abogamos para que se manifieste una voluntad clara y concreta de acuerdo entre las autoridades competentes, las asociaciones y plataformas concernidas, con la presencia de una organización representativa como es CCOO, que expresa su vocación de aportar soluciones y ayudar en la construcción del modelo de salida que permita un encaje definitivo de todos los agentes en conflicto.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.