"No podemos permitir que se normalice la prisión de Lula"

  • Dilma Rousseff muestra su preocupación por la estrategia para impedir que los partidos progresistas gobiernen en América Latina

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se ha reunido esta mañana con el secretario de CCOO, Unai Sordo, y la secretaria de Internacional y Cooperación de CCOO, Cristina Faciaben, para mostrarles su preocupación ante el gobierno de la ultraderecha en Brasil y la situación en que se encuentra el expresidente Lula Da Silva, que cumple un año desde que entró en prisión.

21/03/2019.
Reunión CCOO con Dilma Rousseff

Reunión CCOO con Dilma Rousseff

En este sentido, Rousseff ha defendido que Lula ha sido llevado a prisión porque es el único candidato que cuenta con un gran apoyo popular. De hecho, aparecía en las encuestas con el 40% de la intención de voto, cuando Bolsonaro no llegaba a la mitad de ese porcentaje. Esto provocó que fuese juzgado y condenado sin respetar las normas legales del país.

CCOO siempre ha defendido que Lula es un preso político y se ha movilizado en diferentes ocasiones para exigir su inmediata liberación y defender su derecho a ser candidato a la Presidencia de la República. Así, Unai Sordo ha advertido que “no podemos permitir que se normalice la prisión de Lula ante la agenda reaccionaria de los juegos de geoestrategia que le llevaron a prisión.

En la reunión, la expresidenta de Brasil ha denunciado la situación que atraviesa este país con un gobierno que está permitiendo la proliferación de numerosas fundaciones de pensamiento ultraconservador y que está “recibiendo apoyos de las grandes compañías, gente poderosa y de un sector del mundo de la judicatura y el ejército”.

Además, ha expresado su inquietud por la estrategia puesta en marcha para hundir a los gobiernos progresistas de América Latina y, especialmente, la repercusión que tendrán las próximas elecciones que se celebrarán en Bolivia el próximo mes de octubre.

Dilma Rousseff encabeza la campaña a nivel internacional “Lula Libre” que ha organizado una gran movilización el 7 de abril en Brasil a la que se sumarán los comités de todas las ciudades del mundo en apoyo a la figura que encarna el mensaje "más importante de la lucha democrática".

Por ello, ha pedido a CCOO su apoyo y un mayor impulso para integrar en el Comité español de apoyo a Lula, del que forma parte, a organizaciones progresistas de nuestro país, al mundo de la cultura, la judicatura o los medios de comunicación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.