“La salud laboral es determinante para mejorar nuestros ratios de salud pública”

    El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha afirmado que durante la pandemia se ha constatado que “la salud laboral es determinante para mejorar nuestros ratios de salud pública” ya que la falta de medios de protección, de protocolos de actuación y de prevención han provocado que muchas trabajadoras y trabajadores hayan podido contraer enfermedades. Por ello, ha exigido reforzar la cultura preventiva para evitar este tipo de situaciones.

    01/07/2020.
    Imagen de la rueda de prensa celebrada hoy

    Imagen de la rueda de prensa celebrada hoy

    El estudio realizado para conocer el impacto de la pandemia entre las personas asalariadas o autónomas que a fecha 14 de marzo de 2020 tenían un trabajo, incluyendo aquellas afectadas por un ERTE o despedida, se ha presentado esta mañana en una rueda de prensa y ha puesto de manifiesto que el impacto de la crisis sanitaria ha tenido un gran impacto no sólo en el ámbito económico, sino también en la salud de las personas trabajadoras y en la salud pública.

    Como ha afirmado Unai Sordo “estamos hablando de una gran encuesta, que por su dimensión y referencialidad, hace una radiografía del impacto de la pandemia en el conjunto de la clase trabajadora” y revela “el enorme impacto de la situación de parálisis económica que ha provocado que sólo el 38% de las personas asalariadas ha ido a su puesto de trabajo mientras que el 63% ha visto alterada su vida laboral”.

    El estudio muestra que un 26% de los encuestados han sido afectados por un ERTE de suspensión o reducción de empleo y que el 48% de dichos ERTES han sido negociados lo que refleja que “gracias a la actuación sindical muchas trabajadoras y trabajadores han mejorado su protección por desempleo porque el 90% de los ERTES han sido por fuerza mayor y no tenían periodo de consulta”.

    Con más de 20.000 participantes, la encuesta muestra que las principales preocupaciones de las personas trabajadoras están relacionadas con la inseguridad laboral, el 75,6% están preocupadas por encontrar un empleo, mientras que el 69,7% muestra su preocupación porque disminuya su salario, siendo mayor entre aquellas personas cuyo salario no cumbre sus necesidades básicas. Por ello, Unai Sordo “cree necesario acotar esta sensación de riesgo regulando las posibilidades de disminución laboral de las empresas, que actualmente está vigente en la legislación laboral, y que hay que someter a una corrección”.

    En la rueda de prensa también ha intervenido la rectora de la Universitat Autònoma de Barcelona, Margarita Arboix, y los responsables de los dos equipos de investigación: Albert Navarro, del grupo POWAH, integrado por investigadores de las Facultades de Medicina y de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y Salvador Moncada, del Instituto Sindical de Trabajo Ambiente y Salud (ISTAS-CCOO).


    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.