Los cinco años de pelea de Coca-Cola En Lucha acaban con una victoria

  • La multinacional recuperará el centro fabril en Madrid o alrededores. Si incumple su compromiso, se activará un plan social como garantía individual para toda la plantilla

29/11/2018.
Trabajadores de Coca - Cola Fuenlabrada en el Tribunal Supremo en 2014

Trabajadores de Coca - Cola Fuenlabrada en el Tribunal Supremo en 2014

Una victoria ha puesto fin al conflicto que durante cinco años han mantenido abierto los trabajadores y las trabajadoras de Coca Cola Fuenlabrada. CCOO ha conseguido anular el proyecto logístico que fue un auténtico centro de maltrato laboral. Además, ha alcanzado un acuerdo que fue respaldado por el 95% de la plantilla y que recoge el compromiso de la multinacional de poner en marcha un proyecto fabril en la zona centro en un máximo de dos años. Si no lo hace, se activará un plan social.

Los trabajadores y las trabajadoras de Coca Cola Fuenlabrada han demostrado que las batallas solo se ganan luchando. Tras cinco años de conflicto y varios meses de diálogo, han conseguido su objetivo. En un plazo máximo de dos años la multinacional de refrescos abrirá un centro fabril en Madrid o en 70 kilómetros a la redonda, que dará empleo a la plantilla que ha defendido su puesto de trabajo de manera incansable desde que en el mes de enero del año 2014 la empresa presentó un expediente de regulación de empleo para cerrar la factoría.

Si finalmente Coca Cola no cumple con el compromiso de instalar su fábrica en Madrid o en los alrededores, se activará el plan social que se ha incorporado al acuerdo, una garantía individual para toda la plantilla. Contempla el abono de salarios en algunos casos y de prejubilaciones e indemnizaciones en otros, según la edad del trabajador o trabajadora.

CCOO también ha conseguido anular el proyecto logístico que Coca Cola impuso unilateralmente tras la sentencia del Tribunal Supremo de abril de 2015. La empresa ha reconocido que no era necesario. La plantilla tenía claro que su lucha de cinco años no podía acabar siendo maltratada en un gueto laboral.

En el comunicado que el comité de empresa publicó a última hora de ayer para dar a conocer el fin del conflicto, el colectivo de Coca-Cola En Lucha asegura que ha triunfado toda la clase trabajadora. Reconocen que lo que ha ocurrido le “debe servir de esperanza e ilusión” para no someterse y luchar ante injusticias y adversidades como las reformas laborales. La victoria sindical también debe ser “un escarmiento”, explican, para las empresas “que no respetan los derechos de sus trabajadores”.

Como no podía ser de otra manera, los trabajadores y las trabajadoras de Coca Cola Fuenlabrada aclaran en el comunicado que su victoria también es el triunfo de todos los que, desde la cercanía o lejanía, les han ayudado a evitar un ERE ilegal, anular los despidos, recuperar su centro de trabajo y evitar que la plantilla quedase al desamparo de la exclusión social.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.