El 14D forma parte del bagaje histórico y democrático de este país

    Esta mañana ha tenido lugar un acto para conmemorar el 30 aniversario de la huelga general del 14 de diciembre de 1988. Una huelga, que en palabras del secretario general de CCOO, Unai Sordo, “fue un golpe en la mesa” y una advertencia al Gobierno socialista de que “el país no se construiría sin los trabajadores” al mismo tiempo los sindicatos reclamaron su papel y su espacio en el diálogo social que tuvo como consecuencia numerosos avances en la construcción del modelo social actual.

    14/12/2018.
    30 aniversario del 14D

    30 aniversario del 14D

    El acto ha sido conducido por la directora del periódico El Plural, Angélica Rubio, y ha contado también con las intervenciones del secretario general de UGT, Pepe Álvarez; los exsecretarios generales de CCOO y UGT durante la huelga del 14D, Antonio Gutiérrez y Nicolás Rodondo; y el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Luca Visentini.

    “Es un día emotivo para las personas que formamos parte de CCOO y UGT porque rememoramos un hito en la historia de la democracia” y también “reivindicamos el papel de las organizaciones sindicales en la construcción de la democracia”. Con estas declaraciones ha comenzado su intervención Unai Sordo, quien ha señalado que “debemos reivindicar esta fecha como un imaginario de nuestro país. Tiene que servir para explicar que la construcción del marco de los derechos laborales y sociales no se puede entender sin las organizaciones sindicales”.

    Unai Sordo ha finalizado su intervención declarando que es un día de celebración, de análisis pero sobretodo de inspiración “porque el movimiento sindical debe ser el motor fundamental que aglutine intereses diversos de sociedades diversas”.

    En su intervención, Pepe Álvarez ha querido mandar un mensaje de solidaridad con los periodistas de Mallorca a los que les han intervenido sus instrumentos de trabajo “en un claro ejemplo de ataque a las libertades públicas y a la libertad de expresión”. Además, ha querido agradecer a los periodistas su valor por secundar la huelga general del 14D “jugándose su puesto de trabajo por hacer prevalecer el derecho de huelga”.

    Por su parte, Antonio Gutiérrez ha señalado que la huelga del 1D “no teníamos el reto de cambiar regímenes autoritarios como las anteriores. Fue una huelga social y política pero sobretodo, fue una huelga que reflejó la autonomía y la independencia de las organizaciones sindicales”. “Quisimos imponer respeto, demostrar que podíamos cambiar la correlación de fuerzas para hacer justicia con los trabajadores, los parados, los pensionistas, los jóvenes…”, ha manifestado.

    Entre las razones que llevaron a convocar la huelga general, Antonio Gutiérrez ha señalado que el Gobierno socialista de Felipe González, lejos de representar a los sectores más desfavorecidos, aplicaba unas políticas neoliberales que llevaron a la destrucción de empleo, a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y a una alta temporalidad. “Después del 14D los sindicatos conseguimos aumentar el gasto en desempleo, en pensiones, nuevas prestaciones no contributivas, la universalización de la sanidad…. “. Ese fue, en palabras del ex-secretario general de CCOO, el valor de aquella histórica huelga.

    Tras subrayar que los sindicatos son los baluartes en la lucha por las libertades y los derechos de la mayoría social de este país, Gutiérrez  recordó el fortalecimiento de la unidad de acción conseguida a partir del 14 D, y cedió la palabra a Nicolás Redondo.

    Redondo se refirió a la huelga del 14 D como una “huelga singular mayúscula y probablemente irrepetible” y ha reconocido que se gestó tras el Plan de Empleo Juvenil del gobierno que interfería negativamente en la distribución de la renta y en el reparto del empleo, al tiempo que suponía una intromisión intolerable en el mercado de trabajo a favor de los intereses empresariales.

    “La gran mayoría de los ciudadanos secundaron la huelga general a pesar de que se llevó a cabo un verdadero ataque al sindicalismo y al movimiento obrero. Ante la convocatoria de un «paro general de 24 horas», el gobierno de González reaccionó acusándoles de cinismo y corporativismo, de impulsar una huelga revolucionaria con intenciones políticas”

    El secretario general de la CES, Luca Visentini, ha intervenido en este acto para expresar su reconocimiento al esfuerzo de CCOO y UGT en la defensa del derecho de huelga porque “huelga no es delito”, ha declarado. Además, Vicentini ha recordado que la CES estará siempre al lado del movimiento sindical que está construyendo una Europa mejor.

    “Queremos transformar el futuro del trabajo y esto no será posible sin un movimiento sindical fuerte” y para ello la CES pondrá en marcha nuevas estrategias de renovación sindical. “Desde la CES queremos restituir el modelo de la Unión Europea trasformando sus principios en leyes para así lograr un nuevo contrato social para todos los trabajadores y trabajadoras europeos”, ha concluido Visentini.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.