La derecha de Nueva Democracia gana las elecciones en Grecia

    Tras las elecciones de ayer en Grecia, la derecha de Nueva Democracia recupera el Gobierno en el país heleno. A pesar de haber puesto fin, en términos “oficiales”, a la crisis griega, Alexis Tsipras no ha podido superar el desgaste de afrontar tres rescates de la troika. No obstante, desde CCOO queremos llamar la atención sobre el alto nivel de abstención (40%) y de que la suma de los partidos de “izquierda” es superior a la de los de derechas.

    08/07/2019.
    Bandera griega

    Bandera griega

    El ligero repunte de la economía griega que se refleja, entre otras cosas, en un aumento del empleo, no ha sido suficiente para paliar los efectos de las políticas de austeridad, de hecho, el paro ha descendió del 27% al 18,3%, sin embargo, continúa siendo el más alto de la UE.

    Tsipras no sólo se ha enfrentado a una situación económica sin precedentes, también ha sufrido las consecuencias de una terrible crisis migratoria y de personas refugiadas, agudizada por el Acuerdo UE-Turquía.

    Tras tres años de la firma del Acuerdo, que CCOO criticó desde el primer momento, advirtiendo de sus trágicas consecuencias humanitarias y la vulneración del Derecho Internacional que representa, miles de refugiados permanecen atrapados en Grecia. La frágil situación económica del país heleno no puede hacer frente a esa situación y la Unión Europea, una vez más, no ha estado a la altura de las circunstancias.

    Finalmente, el acuerdo firmado entre Tsipras y el primer ministro macedonio, Zoran Zaev sobre el nombre de Macedonia del Norte, que se encontró con un rechazo mayoritario de los partidos de derechas griegos y también de algunos a la izquierda de Syriza, provocó un gran rechazo entre el Pueblo griego.

    En todo caso, no hay que olvidar que Nueva Democracia, el partido que ha ganado estas elecciones, fue el responsable de la falsificación de las cuentas que condujo a Grecia al borde la quiebra.

    Reconociendo el triunfo de Mitsotakis, desde CCOO queremos llamar la atención sobre el alto nivel de abstención (40%) pero, además, sobre el hecho de que la suma de los partidos de “izquierda” (si se incluye al recientemente creado KINAL heredero del socialdemócrata PASOK), es superior a la de los de derechas. Si a los 86 diputados conseguidos por Syriza, se suman los 22 de KINAL, más los 15 que conservan los comunistas del KKE y los 9 conseguidos por DiEM25, el partido creado por el ex Ministro Yanis Varoufakis, representan el 48,9% de votos, frente a la suma del 39% obtenido por Nueva Democracia y el 3,8% de Solución Griega. Por su parte, el partido de extrema derecha, Amanecer Dorado, esta vez no ha conseguido representación. Si bien es cierto que parte de su electorado ha dado su apoyo a Nueva Democracia. No obstante, Solución Griega (2016), de ideología nacionalista y conservadora ha conseguido diez escaños. Por último, a la hora de analizar el triunfo de Nueva Democracia, hay que tener en cuenta que el sistema electoral griego otorga, automática, 50 escaños al partido más votado.

    En definitiva, las dificultades a las que, sin duda, se va a enfrentar el nuevo Ejecutivo que, entre otras cosas, ha prometido una bajada de impuestos, y el posible entendimiento entre los partidos de izquierdas, auguran una legislatura complicada para Mitsotakis.

    Desde CCOO confiamos en que el nuevo Gobierno griego mantenga la senda de recuperación de derechos iniciada, con inmensas dificultades, por Tsipras y pongo las condiciones de vida de los más vulnerables como su principal prioridad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.