Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 20 febrero 2024.

La democracia en España fue posible por la lucha de millones de personas en las calles y en los centros de trabajo

    24/06/2022.
    Acto conmemoración 50 aniversario Proceso 1001

    Acto conmemoración 50 aniversario Proceso 1001

    El secretario general, Unai Sordo, ha querido destacar esta mañana la importancia de todas aquellas personas que “a través de la pelea en los centros de trabajo, la pelea en las calles y las decenas de miles de huelgas hicieron tambalear las bases del régimen franquista en aquellos años 70 y precipitaron una transición que conllevó la recuperación de derechos democráticos”

    Unai Sordo ha realizado estas declaraciones antes de comenzar el acto en el que se celebran 50 años de la detención en el convento de los Oblatos en Pozuelo de Alarcón de la que entonces era la dirección clandestina de CCOO. Estas detenciones dieron lugar a lo que fue llamado “Proceso 1001”, un proceso penal contra 10 compañeros detenidos, a los que se llegó a acusar y condenar con 20 años y un día de prisión, únicamente por tratar de organizar las Comisiones Obreras durante la dictadura franquista.

    El secretario general de CCOO considera que este acto, que se convoca de forma compartida con el Gobierno de España, debe servir para “reconocer el papel en la lucha por las libertades y por la democracia que ejercieron aquellos sindicalistas y por extensión, una gran parte de la clase trabajadora, en los años 60 y 70”.

    “Ante el discurso un poco mágico de que la democracia en España vino por una especie de maniobra de élite, protagonizada en exclusiva por el rey y un grupo de políticos, nosotras y nosotros creemos que es el país, el que tiene que situar un relato más plural de cómo se produjo la llegada de la democracia”, ha insistido.

    El acto ha contado con la participación de Nicolás Sartorius, uno de los protagonistas que sufrió la detención y la condena, junto con otros 9 compañeros más como Marcelino Camacho, Eduardo Saborido o el cura Paco; pero como ha señalado Unai Sordo, “son muchas más las personas que fueron detenidas y condenadas y que forman parte de la historia de Comisiones Obreras, de la mejor historia democrática de nuestro país y de las libertades en España”. 

    El secretario general ha querido destacar que esas luchas, esas reivindicaciones incompatibles con el régimen franquista, propiciaron “mejores salarios, mejores condiciones de vida, fueron las que rompieron las costuras del régimen, las que rompieron una transición de franquismo sin Franco y, finalmente, fueron las que abrieron a nuestro país a una nueva realidad, a una democracia, equiparable imperfecta como todas, pero equiparable a otras democracias de nuestro entorno”.