23.07.2018

Las huelgas en 2017

Los datos oficiales sobre huelgas durante 2017 confirman el aumento con respecto a 2015 y 2016 en los principales indicadores (número de paros, participantes y jornadas no retribuidas).

Uno de los principales resultados en 2017 es el incremento en las huelgas relacionadas con la negociación colectiva. La desavenencias en los procesos negociadores han provocado 55 huelgas más que en 2016, el triple de participantes y casi tres veces más de jornadas no retribuidas.

Otros elementos que se aprecian al analizar conflictos concretos son: la excesiva duración de los bloqueos de negociación; la destrucción de empleo por EREs en banca y prensa; o las huelgas por impago en grupos empresariales como Idental.

Los efectos de la subcontratación están detrás de varias huelgas. Sigue habiendo huelgas por impago de salarios en empresas con el don de la ubicuidad para conseguir licitaciones públicas que luego no pueden cumplir. Se han celebrado huelgas para evitar el deterioro en las condiciones de trabajo en empresas contratistas del sector público empresarial (como la hostelería de AENA o las auxiliares de Navantia) y de grandes empresas privadas (Movistar, Repsol o PSA-Vigo).

Por último, varios colectivos del sector público han realizado huelgas de amplia duración (examinadores de tráfico, los empleados de la Justicia gallega) y otras en las que se pide revertir las consecuencias de las políticas de austeridad (los contratados en la administración exterior; la sanidad pública gallega; la educación pública vasca; o las educadoras del País Valenciano).

Ver documento

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.