Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

2014- Amnistía Internacional: "Exigimos a los Gobiernos que deroguen las leyes discriminatorias".

    En diciembre de 2005, Trabajadora entrevistaba a la Sección Española de Amnistía Internacional para los asuntos relacionados con las mujeres en relación a la falta de protección ante la violencia de género en nuestro país. Nueve años después, le pedimos al Equipo de Mujeres y Derechos Humanos de Amnistía Internacional que nos cuente cuáles son sus principales preocupaciones en relación a la falta de protección y a la falta de reparación, ante la violencia de género, por parte de los Gobiernos. Estas son sus aportaciones. Gracias a Amnistía Internacional.

    15/12/2014.
    Amnistía Internacional.

    Amnistía Internacional.

    LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES y niñas es probablemente la violación de los derechos humanos más habitual. Afecta a derechos tan básicos como la vida, la integridad física, la libertad personal, el derecho a no sufrir tortura, a moverse libremente sin tener que huir del trabajo o del entorno habitual. Esta violencia adopta múltiples formas y la ejerce no sólo la pareja, también otras personas e incluso el Estado. Entenderemos mejor esta afirmación con algunos casos sobre los que Amnistía Internacional está movilizándose actualmente. La prohibición total del aborto en El Salvador es equiparable a la tortura. Niega el acceso a un aborto legal y seguro a mujeres cuya vida está en peligro y a niñas que han sido violadas; incluso ante un aborto espontáneo, las mujeres pueden ser condenadas hasta a 50 años de cárcel. En Argelia y Túnez se violenta la dignidad física y moral de las mujeres y las niñas porque el código penal permite que el violador se libre de condena si se casa con la víctima. Marruecos modificó en enero una disposición similar, si las víctimas son menores, por la presión internacional. En Sudáfrica el control de la sexualidad de las mujeres se utiliza por los maltratadores para justificar la violencia de género. Los Gobiernos son responsables y les exigimos que deroguen las leyes discriminatorias, protejan a las mujeres, persigan a quienes ejercen la violencia, y garanticen una justa reparación.

    Sabemos que la ley sólo no basta para erradicar la violencia contra las mujeres. La responsabilidad de los Gobiernos no termina cuando el Parlamento aprueba una ley, después hay que cumplirla, dotarla de medios, evaluarla, y si esto no se hace, la ley queda devaluada, como muestra el caso de España. En el décimo aniversario de la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género, la realidad no nos permite celebrarla plenamente porque los datos dicen que algo no está funcionando. Desde enero de 2003 hasta ahora han sido asesinadas 756 mujeres pero, paralelamente, se archivan más procedimientos por no quedar acreditados los hechos -desde la creación de los Juzgados de Violencia en 2005 y hasta 2013 han aumentado los casos archivados un 158%- y descienden año tras año las denuncias, las órdenes de protección y el porcentaje de sentencias condenatorias -estas últimas representaban el 50% en 2012, diez puntos menos que en 2006.

    Hay que leer bien estas cifras para poder evaluar toda la estrategia adecuadamente. Ya no es suficiente con hacer un llamamiento a las propias mujeres para que denuncien, sino que habrá que preguntarse por qué no lo hacen. No debería considerarse que la causa única es la inseguridad, el miedo y las represalias de los agresores, y evaluar si no existen otras barreras relacionadas con la aplicación y  exigencias de la propia ley, si no falla la atención y asesoramiento que reciben las mujeres cuando van a denunciar. Porque si es así, quienes tienen la responsabilidad de actuar de otra forma son las autoridades involucradas.

    Amnistía Internacional recogió el testimonio de Caren , una mujer ecuatoriana de 28 años que reside en España en situación irregular. Denunció la violencia sobre ella de su compañero y obtuvo una orden de protección judicial. En enero de 2012 acudió a una comisaría para informarse de su plan de seguridad, pero la policía la detuvo, contraviniendo lo previsto en la ley de extranjería que impide la expulsión si hay una orden de protección, y sin permitirle contactar con su familia la expulsaron a Quito. Caren regresó tras recibir una autorización de estancia de las autoridades españolas y costear su madre el billete de avión gracias a préstamos de amistades.

    Nos preocupa que si las víctimas no aportan las pruebas para acreditar mínimamente los hechos, el caso puede ser sobreseído sin apenas investigación de oficio por los juzgados. Constatamos escasa diligencia de la Fiscalía si la violencia denunciada no es tan evidente y su acreditación requiere mayor actividad probatoria. Y se lanza una sospecha generalizada al decir que muchas de las denuncias presentadas ante los Juzgados de Violencia de Género pretenden conseguir una posición ventajosa en la separación o el divorcio, a pesar del desmentido de los datos de la Fiscalía General del Estado -de las 657.084 denuncias presentadas entre 2009 y 2013 sólo 33 terminaron con una condena de denuncia falsa.

    Lourdes, otra víctima de grave agresión física, cuya denuncia fue archivada sin investigación de oficio, nos dijo: "La abogada no hizo nada, absolutamente nada. Ellos aportaron esas testigos y ella nada. Tampoco sé si me pidió la orden de protección. E incluso me dijo: '¿sabes que mentir está penado?' Como reprochándome estar mintiendo en la denuncia".

    La situación se puede agravar con el Proyecto de Ley Orgánica del Estatuto de la Víctima de Delito. Hemos reclamado que se elimine el artículo 35, que contempla la "obligación de reembolso" de cualquier ayuda recibida si se archiva o no prospera la demanda, por lo que las mujeres que han sufrido violencia no sólo no obtendrían justicia, sino que serían culpables de un delito y perseguidas por el Estado hasta conseguir la devolución económica recibida. Además, se equipara el sobreseimiento o la sentencia absolutoria a la denuncia falsa, lo que dejaría a muchas mujeres en situación de mayor vulnerabilidad.

    El pasado 4 de agosto el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) condenó al Estado español por no actuar diligentemente en el caso de Ángela González. Los jueces omitieron más de 30 denuncias por maltrato y obligaron a que su hija de siete años cumpliera el régimen de visitas, pero en una de ellas su padre la asesinó. El CEDAW se ha preocupado por las actuaciones judiciales en España y por la falta de protección a las víctimas y su reparación. Ha insistido en que se deben considerar los antecedentes de violencia de género en los procedimientos de custodia y régimen de visitas de los niños y niñas, y ha dado seis meses al Estado español para tomar las medidas necesarias para reparar a las víctimas. Estos pronunciamientos de Naciones Unidas son una buena noticia para la lucha contra la violencia de género y la defensa de los derechos humanos de las mujeres. Ahora el Gobierno debe poner en práctica las exigencias señaladas.