Análisis gráfico de la situación de la mujer en el mercado de trabajo en Navarra

    LOS DATOS de la EPA del cuarto trimestre de 2018 no sólo confirman que la brecha de la desigualdad laboral tiene rostro de mujer, también que esta brecha se cronifica, incluso se amplia en algunos aspectos. El presente informe tiene como objetivo presentar una radiografía de la situación de la mujer en el mercado de trabajo de Navarra.

    18/03/2019.
    En Navarra.

    En Navarra.

    LA SITUACIÓN sociolaboral de las mujeres sigue siendo extraordinariamente precaria, con mayor segregación ocupacional, desempleo, temporalidad, brecha salarial, persistencia del techo de cristal, déficits en conciliación y corresponsabilidad.

    Urge tomar medidas, porque todas estas desigualdades que la mujer va arrastrando durante su vida laboral, se trasladan con crudeza al momento de la pensión. La pensión de una mujer es un 39% menor que la de un hombre. Concretamente cobra 542 euros menos.

    En Navarra por ejemplo la tasa de parcialidad en el cuarto trimestre del año 2018, seguía siendo del 12,4%, aun por encima de las cifras que se daban en 2009.

    Además, tal y como ya lo venimos concretando en diversos informes la brecha en la parcialidad es evidente. En el cuarto trimestre de 2018, la tasa de parcialidad fue para los hombres de 3,9% y para las mujeres del 22,87% en la franja de edad 50-64 años. Y la doble precariedad simbolizada en los contratos temporales y parciales son firmados mayoritariamente por mujeres, en concreto 15.950 mujeres trabajan en esta situación a 31 de diciembre de 2018.

    A pesar del trabajo de las asociaciones de mujeres, y del incremento presupuestario del INAI, los datos destacados en este informe evidencian la insuficiencia de las políticas para combatir el grave problema de la discriminación laboral de las mujeres.

    Suele ser recurrente que a los sindicatos nos pregunten por las causas de la brecha salarial. Pues bien, este informe viene a ubicar algunas de las causas de esa brecha salarial. Si las mujeres tienen más contratos parciales y temporales sin duda, y por termino medio, cobrarán menos. Pero también hay diversos factores, no analizados en este informe, que influyen en esa brecha salarial; la remuneración menor de los empleos más feminizados, la dificultad en la progresión profesional y por lo tanto en el cobro de pluses son factores que explican esa enorme brecha salarial, que en el caso de Navarra va a más año tras año.

    Teniendo en cuenta el carácter prioritario de las políticas a favor de la igualdad, siendo conscientes así mismo de la gravedad de la situación ante la persistencia de las diferentes brechas existentes, es necesario hacer una legislación más exigente en esta materia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.