“A la extrema derecha se la frena impugnando el sistema, pero sobre todo recuperando el programa económico y social de la izquierda”

    “Un monstruo recorre Europa: el retroceso de la democracia y el avance de la extrema derecha". Con este título, que remite al conocido inicio del Manifiesto Comunista, la Fundación 1º de Mayo de CCOO y el Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea, en el que está integrado IU, han celebrado una jornada para analizar y poner en común iniciativas para frenar la “mancha negra” que se extiende por Europa y otras regiones del mundo. Entre los participantes, la diputada del Parlamento Europea de IU, Paloma López, y los secretarios generales de los principales sindicatos de España, Francia e Italia, Unai Sordo, Philippe Martínez y Susanna Camusso, respectivamente.

    22/03/2019.
    “A la extrema derecha se la frena impugnando el sistema, pero sobre todo recuperando el programa económico y social de la izquierda”

    “A la extrema derecha se la frena impugnando el sistema, pero sobre todo recuperando el programa económico y social de la izquierda”

    La preocupación por el ascenso de la derecha y de la extrema derecha, no solo en Europa, ha llevado a CCOO y al GUE/NGL a organizar la Jornada “Un monstruo recorre Europa: el retroceso de la democracia y el avance de la extrema derecha", un fenómeno para el que “no existe una explicación general, cada país tiene sus peculiaridades, pero sus causas tienen que ver con la globalización capitalista y el debilitamiento de la izquierda comunista con la caída del socialismo real”, así como con el hartazgo de la ciudadanía con las instituciones por las políticas de austeridad y los recortes del estado de bienestar, afirmó el presidente de la Fundación 1º de Mayo, Ramón Górriz, en la presentación.

    Incertidumbre, miedo, odio, racismo, autoritarismo y desprecio de la pluralidad, fueron los conceptos más repetidos por los distintos intervinientes a la hora de analizar la irrupción de la extrema derecha. Otra coincidencia: No estamos ante el regreso del fascismo de los años 30 del pasado siglo, aunque tiene elementos comunes.

    En opinión de la diputada de IU Paloma López, “hemos pasado de un mundo ordenado (fordismo) a otro descontrolado (globalización)”, un cambio que también se ha producido en la política, que se ha sometido a la lógica del mercado vaciando la capacidad regulatoria de las instituciones en favor de la rentabilidad: “Hay más desigualdad económica y política”, de manera que “los que más tienen son más poderosos políticamente”. “Se ha estimulado el individualismo, el egoísmo individual y colectivo. Por eso, el ascenso de la extrema derecha”, aseveró.

    Ese cambio, muy acelerado, provoca tensiones que a su vez se traducen en incertidumbre y miedo en la sociedad ante el futuro. Ahí aparecen los presuntos salvadores, señaló en referencia a la extrema derecha el director adjunto de La Vanguardia, Enric Juliana, quién se preguntó si el pasado nos pisa los talones – el fascismo clásico - o el futuro – autoritario - sale a nuestro encuentro.

    “El mundo cambia, pero siempre ha cambiado”, matizó el secretario general de la GGT francesa, Philippe Martínez. “El capital siempre ha querido lo mismo, que los trabajadores y trabajadoras trabajemos más y ganemos menos”, explicó. Martínez alertó de que la ultraderecha utiliza un lenguaje “parecido al del pueblo; hablan como los sindicatos, pero….. Lo peor viene después del pero”.

    “Debemos defender reivindicaciones y propuestas unitarias”, y hablar de temas económicos y sociales, coincidieron en señalar Philippe Martínez y Sussana Camusso, ex secretaria general de la GGIL de Italia. “Tenemos que salir de la lógica nacional”, subrayó la dirigente italiana.

    También en el capítulo de cómo enfrentar el avance de la extrema derecha, Paloma López, había señalado que este se corrige impugnando el sistema, pero sobre todo recuperando el programa económico y social de la izquierda y estableciendo mecanismos fuertes de participación política y toma de decisiones”.

    El secretario general de CCOO, indicó que el ascenso de las fuerzas reaccionarias obedece a la existencia de una “agenda neoliberal”. A estrategias geopolíticas, pero también, en el caso de España, a estrategias diseñadas para aglutinar el voto de derechas que no cubre C´s y PP, con la creación de VOX, con objeto de garantizar una mayoría electoral.

    En este punto habló de la existencia de miedos inducidos, particularmente contra la inmigración, que es un componente destacado del discurso de la extrema derecha, como se ha visto en las elecciones en Andalucia.

    El avance de la extrema derecha, en opinión de Sordo, no se entiende tampoco sin la crisis de legitimidad y la insuficiente construcción de Europa ni sin las políticas de austeridad que han significado, especialmente entre los trabajadores, incertidumbre y miedo.Tampoco se puede interpretar lo que está ocurriendo sin el proceso de individualismo que ha conocido la sociedad en los últimos años, unido a la pérdida de valores colectivos. “Hay una fragmentación de clase: solo el 47% de los trabajadores y trabajadoras tienen un contrato indefinido a tiempo completo, si bien la mitad de los contratos indefinidos no llega a 2 años de duración. La contratación, la parcialidad, las nuevas formas de trabajo precario definen a una parte importante de la clase trabajadora”, explicó.

    Como alternativa, Unai Sordo propuso rehacer la pedagogía ideológica, divulgar las cosas que pasan relacionándolas con el modelo de sociedad; establecer un contrato social a nivel europeo; generar ideas y organizaciones colectivas para recuperar la identidad de clase y, finalmente, rehacer la legitimidad representativa

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.