La Conferencia Internacional del Trabajo 2019 aprueba un Convenio y una Recomendación contra la violencia y la Declaración del Centenario de la OIT

    La 108ª Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) que se ha celebrado en Ginebra entre los días 10 y 21 de junio, y que ha conmemorado los primeros 100 años de vida de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) ha aprobado el Convenio 190 y la Recomendación 206 para la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo y la Declaración del Centenario que propone una hoja de ruta ante los retos del futuro de trabajo.

    25/06/2019.
    Guy Ryder clausura la Conferencia del Centenario de la OIT

    Guy Ryder clausura la Conferencia del Centenario de la OIT

    La delegación de CCOO en la CIT ha estado formada por la secretaria confederal de Internacional y Cooperación, Cristina Faciaben, por Alejandra Ortega, consejera técnica de CCOO en OIT y por Raquel Gómez, miembro de la Secretaria de Mujeres e Igualdad que han participado en las Comisiones de Aplicación de Normas (CAN) y en la Comisión de Violencia y ha contado con la presencia de Unai Sordo y de la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad, Elena Blasco. Más de 6.300 delegados y delegadas en representación de los gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 Estados miembros de la OIT han participado en esta edición de la CIT 2019.

    La adopción del Convenio y la Recomendación para poner fin a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, incluidos la violencia y el acoso por motivos de género, son hitos históricos puesto que considera que la violencia y el acoso en el trabajo son incompatibles con el trabajo decente y recuerda a los Estados miembros su responsabilidad de promover un "entorno general de tolerancia cero". El objetivo de la nueva normativa internacional es proteger a las personas trabajadoras de la violencia y el acoso, al margen de su situación contractual. El Convenio 190 obtuvo 439 votos a favor, 7 en contra y 30 abstenciones, mientras que la Recomendación consiguió 397 votos a favor, 12 en contra y 44 abstenciones.

    Cabe destacar que este convenio es el primero que aprueba la OIT desde 2011, cuando se aprobó el Convenio 189 sobre las y los trabajadores domésticos. Los convenios son instrumentos internacionales jurídicamente vinculantes mientras que las recomendaciones proporcionan asesoramiento y orientación.

    Con motivo del Centenario de la OIT, su director general, Guy Ryder, propuso siete iniciativas. La más ambiciosa ha sido la del Futuro del Trabajo. Durante los últimos años, a nivel nacional se han venido realizando actividades en torno a esta iniciativa. En España se han celebrado dos conferencias en las que CCOO hemos participado activamente como mandantes de la OIT, al tiempo que hemos tomado parte en otras actividades también relacionadas con el Futuro del Trabajo y con el Centenario de OIT. Una comisión constituida ad hoc presentó un informe sobre "El Futuro del Trabajo que queremos" que se ha tenido en cuenta en el debate de la Comisión de la Declaración que ha trabajado durante la CIT a la hora de redactar la propuesta de Declaración del Centenario, que finalmente ha sido adoptada.

    La Confederación Sindical Internacional (CSI) convocó una manifestación el día 17 de junio para reclamar que la Declaración del Centenario reconociera la necesidad de un renovado contrato social, la Garantía Laboral Universal y los derechos laborales en las cadenas mundiales de suministro y en los acuerdos comerciales internacionales. Cientos de trabajadores y trabajadoras tomamos las calles de Ginebra para reclamar nuestros derechos, del mismo modo que el día 14 de junio habíamos hecho miles de mujeres convocadas por el sindicato suizo USS y diversos movimientos feministas en una histórica jornada de huelga de mujeres para reclamar más salarios, más tiempo y más respeto.

    De forma sintética, la Declaración propone un futuro del trabajo centrado en el ser humano. Destaca los beneficios que la transformación del mundo del trabajo puede suponer para las personas, con una protección adecuada de todos los trabajadores, un desarrollo inclusivo y sostenible, y el fomento del empleo pleno y productivo.

    Desde CCOO seguiremos trabajando, como mandantes de OIT, la única agencia de Naciones Unidas de carácter tripartito, para que la garantía de la justicia social y el trabajo decente para todos siga guiando la acción de la OIT como lo ha hecho en sus primeros 100 años de vida.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.