Día Mundial de Acción para el Acceso al Aborto Seguro y Legal

    EN ESPAÑA desde la aprobación de la primera ley de aborto en 1985, el acoso a los centros de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) ha sido una constante.

     

    30/09/2019.
    28 de Septiembre: Día Mundial de Acción para el Acceso al Aborto Legal y Seguro.

    28 de Septiembre: Día Mundial de Acción para el Acceso al Aborto Legal y Seguro.

    DE HECHO, fue en gran medida la situación de acoso a mujeres y profesionales, lo que nos llevó a las fuerzas progresistas, profesionales de IVE, organizaciones sociales, sindicales y plataformas feministas españolas a intervenir pública y políticamente para exigir un cambio legislativo.

    La Ley de 2010, que reconoce el derecho de la mujer a interrumpir libre y voluntariamente su gestación en las primeras 14 semanas, busca también proporcionar una seguridad jurídica, tanto a la mujer como a los/as profesionales, e intenta frenar el acoso anti-derechos. Sin embargo, si bien la Ley ha reconocido el derecho y la práctica sanitaria, el hostigamiento hacia mujeres y profesionales no ha cesado, sino que se ha transformado adoptando nuevas formas que buscan incidir en otros aspectos de orden administrativo, formal o médico; sin marginar su presencia física en los centros.

    En estos momentos, la impunidad, la falta de consecuencias que tienen las acciones de hostigamiento "animan" a estos grupos a intensificar su presión no sólo sobre las mujeres que acuden a las clínicas de interrupción de embarazo, sino también sobre los/ as profesionales que trabajan en las mismas. Así, desde que se aprobó la ley orgánica de salud sexual y reproductiva y de interrupción de embarazo, hasta la fecha, podemos afirmar que más de ocho mil mujeres se han visto increpadas, insultadas, coaccionadas, amenazadas… de algún modo. De hecho, un cálculo conservador nos llevaría a considerar que los centros sanitarios en los que las mujeres interrumpen mayoritariamente su gestación sufren, en su conjunto, unas cien acciones de acoso y hostigamiento al año. Acciones que se realizan con total impunidad, ocupando espacios públicos y con la connivencia de algunas Administraciones.

    Amparándose en la libertad de manifestación, reunión y expresión, los grupos anti-derechos están organizando de forma recurrente "puestas en escena" en la vía pública, junto a los accesos a las clínicas de IVE.

    Durante estas actuaciones, difunden información falsa en los casos menos agresivos, en otros, insultan, coaccionan y tratan de impedir el acceso de las mujeres a las clínicas interponiéndose entre ellas y las puertas de entrada. Estas y otras conductas similares suponen la comisión de más de un ilícito penal, pero además están suponiendo una violación permanente de los derechos de la mujer a la intimidad, a la integridad física y moral, a la salud, además de vulneraciones de derechos de los trabajadores y trabajadoras que prestan en estos centros sus servicios.

    Estos grupos que actúan en los entornos de las clínicas de IVE utilizan el sistema de garantía de derechos y libertades propios de un Estado democrático, en algunas ocasiones rozando los límites del delito, y en las más traspasándolo; pero dada la necesidad legal de denuncia previa de la víctima para poder poner en marcha el procedimiento penal, sus delitos quedan impunes porque no se puede pedir que las mujeres que acuden a las clínicas, además de ser las víctimas de estas situaciones, tengan que convertirse en promotoras y actoras de la acción penal.

    Conductas de las que sólo son víctimas las mujeres, llevándonos a pensar que es esa circunstancia la que determina que aún no se haya abordado el problema con seriedad, a pesar del número creciente de afectadas. Además, estas acciones impiden a los/as profesionales proporcionar a las mujeres una prestación sanitaria en las mejores condiciones posibles.

    Situaciones como las descritas se sufrieron en diferentes países de nuestro entorno, con la salvedad de que la existencia de un mayor sentimiento democrático y una mayor sensibilidad de género empujó a la toma de medidas legislativas que puso fin a los acosos anti elección. Finalmente, en septiembre de 2018, un grupo de organizaciones –entre las que se encuentra CCOO– se reunieron para configurar una Plataforma ProDerechos que sirva de instrumento de reacción frente al recrudecimiento de las acciones del movimiento anti-elección/ anti-derechos. Una de las razones para ello es que las organizaciones que defienden los derechos sexuales, reproductivos, sociales, sanitarios y civiles, los logros del movimiento feminista, aúna sus fuerzas y actúen en red para defender los derechos de las mujeres e impedir que la imbricación social y política de estos grupos se consolide.

    Entre los diversos frentes de hostigamiento que estos grupos mantienen abiertos, destacan –sin querer excluir con ello otros ámbitos que merecen la atención– las acciones de intimidación directa que estos grupos están ejerciendo sobre las mujeres que interrumpen su embarazo y sobre los/as profesionales que trabajan en los centros de IVE. Para ello, se ha elaborado un manifiesto que relata toda esa situación.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.