CCOO reivindica medidas para erradicar la pobreza y garantizar el derecho a la vivienda

    En el día internacional para la erradicación de la pobreza el sindicato denuncia la vulnerabilidad de las personas jóvenes, menores de edad y mayores de 65 años y sus especiales dificultades para acceder a una vivienda digna. CCOO reclama medidas para reducir el riesgo de pobreza y exclusión social y reivindica la vivienda como un derecho no sometido a especulación.

    17/10/2019.
    17 de octubre: Día Mundial de la erradicación de la pobreza

    17 de octubre: Día Mundial de la erradicación de la pobreza

    Crece el riesgo de pobreza y exclusión social entre las personas mayores

    En España apenas ha variado el porcentaje de población que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social respecto de 2017. La encuesta de Condiciones de Vida que elabora anualmente el INE sitúa esta tasa en el 26,1%, con una leve reducción del 1,9% respecto del año anterior.

    Pese a que el comportamiento general es positivo, destaca que entre las personas mayores de 65 años ocurra todo lo contrario: el riesgo de pobreza y exclusión pasa del 16,4% al 17,6%. Por su parte, siguen siendo las personas jóvenes y menores de edad las que presentan los peores datos, con una vulnerabilidad superior a la media. Son las mujeres jóvenes las que presentan el peor dato de todos: el riesgo de pobreza o exclusión social afecta al 37,3%.

    Por ello, CCOO insiste en la necesidad de tomar medidas para garantizar unos ingresos mínimos a toda la población:

    Incremento de los ingresos de los trabajadores y trabajadoras con la generalización de un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anualesRecuperación del poder adquisitivo de las pensiones y su actualización según IPC.Actualización del IPREM (principal referencia de la protección social de carácter asistencial), que en la actualidad no alcanza los 540 euros.Puesta en marcha de la prestación de ingresos mínimos recogida en la ILP que los sindicatos mayoritarios presentaron al Congreso avalada con 700.000 firmasReversión de los efectos nocivos de las reformas laborales.

    Crece el gasto en vivienda y suministros, principales gastos de las familias trabajadoras

    El principal gasto al que las familias han de hacer frente es la vivienda, junto a los suministros asociados a ella. En el período 2017-2018 el porcentaje de gasto familiar destinado a vivienda y suministros asociados ha pasado del 30% al 30,7%, siendo los hogares encabezados por personas mayores de 65 años los que realizan un mayor esfuerzo en este concepto: un 43,8% cuando se trata de mujeres mayores de 65 años.

    El gasto medio por hogar en vivienda y suministros se ha visto incrementado en un 4,6%, destacando los municipios más pequeños, especialmente aquellos que cuentan entre 10.000 y 20.000 habitantes, donde el gasto familiar en estos conceptos ha crecido un 6,1% de un año para otro.

    Por ello, resulta de vital importancia controlar el incremento de los precios y aumentar el parque residencial a precio asequible. En este sentido, CCOO demanda que se amplíe la oferta de viviendas con medidas tales como:

    la movilización de las viviendas vacías en las zonas de alta demanda (hay un millón de viviendas no ocupadas en grandes ciudades),la creación de un parque de viviendas en alquiler tasado,la limitación de los alquileres turísticos en edificios de primeras residencias,el establecimiento de un porcentaje de viviendas a precio tasado no descalificables en las nuevas promociones.

    CCOO reivindica la vivienda como un derecho no sometido a especulación y reclama un ambicioso plan de vivienda que tenga entre sus objetivos la rebaja del precio de los alquileres, maximizando el uso del parque de vivienda existente y priorizando el alquiler social y la rehabilitación en los presupuestos públicos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.