"Necesitamos un Gobierno que sitúe en la agenda política y presupuestaria la recuperación de derechos"

    Esta mañana se ha celebrado la Jornada de Dependencia en la que CCOO ha presentado un plan de choque para garantizar la atención de las casi 400.000 personas dependientes que se encuentran en lista de espera.

    28/11/2019.
    Jornada de Dependencia

    Jornada de Dependencia

    Como ha manifestado el secretario general de CCOO, Unai Sordo, para lograrlo “necesitamos un gobierno que sitúe en la agenda política y en la agenda presupuestaria la recuperación de derechos y la implementación real y financiera de los términos en los que se tiene que aplicar la Ley y los servicios de dependencia”.

    Unai Sordo, que ha intervenido en la clausura de la jornada, ha querido trasladar tres cuestiones prioritarias en este ámbito: la política de cuidados, el objeto de servicios de la dependencia, va a tener gran importancia en los próximos años fruto del proceso de envejecimiento, de las pensiones y del propio modelo sanitario; un segundo punto que alude especialmente al sindicato y que tiene que ver con la profesionalización, la cualificación y las condiciones laborales de las personas que trabajan en la atención a la dependencia; y por último, el secretario general de CCOO ha hecho referencia a la brecha de género, ya que los cuidados son realizados mayoritariamente por mujeres que dejan su carrera profesional y se ven perjudicadas en sus futuras pensiones.

    Por ello, ha hecho hincapié en la necesidad de recuperar los compromisos adquiridos hace tiempo con las administraciones. “Necesitamos un compromiso político de cumplimiento regulatorio , financiero y presupuestario porque quien no está cumpliendo como se requiere con los acuerdos alcanzados es la Administración General del Estado". “Tenemos en nuestro país unos servicios públicos muy consolidados, como la enseñanza y la sanidad, y es urgente que la dependencia y la necesidad de financiación del sistema de dependencia estén vinculados a la mejora de nuestros ingresos fiscales. Alcanzar la reducción del margen de diferencial fiscal con la Unión Europea tiene que ser una posición para hacer una reforma fiscal en profundidad en nuestro país”.

    En este sentido, Unai Sordo ha recordado que para lograrlo es imprescindible contar con una situación de normalización política y espera que en las próximas semanas se pueda producir un fuerte impulso de políticas progresistas que nos permita salir del atolladero psicológico en el que todavía estamos inmersos producto de estos años de crisis y de políticas de devaluación.

    “Es un momento complejo pero tenemos la oportunidad de que la gente entienda la diferencia entre políticas progresistas, conservadoras o liberales en la medida en que demos saltos cualitativos en el fortalecimiento de servicios, impulsados desde la Administración Pública, que aún que no están en el imaginario colectivo. Si fuésemos capaces de dar un salto adelante en materia de dependencia, de reducción de listas de espera, de financiación previsible, de mejora de las condiciones laborales del sector, de vincular a las personas, sobre todo a todas esas mujeres que trabajan en el sector de la dependencia, a procesos de formación y cualificación permanente empezaremos a legitimar elementos que vertebran sociedad y elementos que vertebran país”.

    En su intervención, la secretaria de Política Social y Movimientos Sociales de CCOO, Paula Guisande, ha concretado los retos de este sistema de protección que, fruto del diálogo social, vio la luz en diciembre del 2006 con la aprobación de la Ley 39/2006, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. La financiación que actualmente no permite dar cobertura al 100% de las personas en situación de dependencia, las proyecciones demográficas que auguran un aumento del porcentaje de la población mayor de 65 e incluso de 80 años, la dispersión geográfica, la atención en zonas rurales, entre otros, son desafíos para un sistema que debe ser prioridad para el futuro Gobierno.

    Por ello, CCOO ha elaborado un plan de choche que tiene tres líneas de actuación: la recuperación de la financiación estatal, hasta garantizar el 50% del total de gasto necesario para financiar el sistema de dependencia; la reversión de los recortes de 2012 y la apuesta por la calidad de los servicios y el empleo; y la atribución de la dependencia a la jurisdicción social, como ocurre con el resto de los principales derechos sociales.

    La Jornada ha sido inaugurada por la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, y en ella han participado representantes de distintas organizaciones territoriales y sectoriales de CCOO que, en sus respectivos ámbitos, intervienen en el sistema. Sus intervenciones se han centrado en mostrar las iniciativas territoriales para recuperar la cobertura del sistema de dependencia y en el proceso de profesionalización del sector. También se ha abordado la garantía del derecho y la necesaria atribución de la Dependencia a la Jurisdicción de lo Social.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.