“Hay que derogar en el menor tiempo posible la reforma laboral”

    “La subida del paro en enero pone de manifiesto la falta de compromiso de los empresarios con la calidad del empleo”, ha declarado la secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana, en relación a los datos del desempleo publicados hoy por el Ministerio de Trabajo, quien ha demandado la derogación de los aspectos más lesivos de las reformas laborales, responsables de la facilidad para despedir y de la precariedad laboral.

    04/02/2020.
    Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO

    Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO

    “Todos los contratos que se crean son temporales y de muy corta duración”, constató la secretaria de Empleo de CCOO. “Anualmente, el 38% de los contratos que se realizan tienen una duración inferior a un mes.”, incidió.

    Gracias a la reforma laboral, los empresarios disponen de facilidades para el despido y existe una alta tasa de temporalidad. Por eso, “hay que derogar en el menor tiempo posible la reforma laboral”, exigió.

    “Tampoco podemos olvidarnos de los más de 3,2 millones de personas que se encuentran en desempleo”, señaló Santillana. “Es preciso que los Servicios Públicos de Empleo desarrollen planes de empleo y planifiquen políticas de formación para cualificar a las personas trabajadoras, de manera que estas tengan más posibilidades de acceder a trabajos en las mejores condiciones”.

    El mal dato de enero confirma la desaceleración del mercado de trabajo

    Los datos de enero muestran un descenso de la afiliación y un aumento del paro de mayor intensidad que en anteriores meses de enero, reflejo de la ralentización económica y la situación de expectativa ante el nuevo gobierno central. Los datos desestacionalizados de enero mantienen una ligera creación de empleo y un repunte del paro.

    Urge que el nuevo Gobierno derogue la reforma laboral, avance en reformas fundamentales que abaraten el coste de la vivienda y la energía y energía y apruebe unos presupuestos progresistas que permitan recuperar derechos y responder a los retos económicos, sociales y medioambientales de nuestro país.

    El mayor descenso de la afiliación a la Seguridad social en enero desde 2013 (-244.044 personas) es un mal dato en un mes que laboralmente suele ser uno de los peores del año y explica la subida mensual del paro (90.248) que es el peor dato de enero desde 2014.

    Seis de cada diez personas en paro son mujeres. La protección frente al desempleo registra una elevada brecha de género: la tasa de cobertura de los hombres (68%) está 11 puntos por encima de la de las mujeres (57%). En Comisiones Obreras insistimos en la necesidad de adoptar medidas de calado para combatir que la cara del desempleo, la precariedad y la pobreza siga siendo femenina.

    La contratación temporal supone el 90% de los contratos firmados en enero y la contratación indefinida el 10% restante. Es imprescindible modificar los artículos 15 y 42 del Estatuto de los Trabajadores para revertir los efectos nocivos que se mantienen por la reforma laboral del PP.

    La rotación laboral está en máximos y afecta a la contratación temporal y también a la contratación indefinida. Además de la alta temporalidad de la contratación importa mucho más su baja duración media: se firman muchos contratos de corta duración que apenas crean empleo.

    El año 2019 cerró con un aumento de la afiliación a la Seguridad Social de 384.000 personas, un 2% más. La subida del SMI en 2019 ha sido compatible con el aumento de la población ocupada que disfruta de un salario mínimo más alto. Esa mejora también se ha extendido al sector agrario, que en 2019 aceleró su tasa de creación de empleo hasta el 2%, frente al 1,3% del año anterior. En 2019 la afiliación al sector agrario en el agregado del Régimen General y el Sistema Especial Agrario en alta por jornadas reales, es decir población ocupada descontando la población inactiva, ha alcanzado su máximo desde el inicio de la recuperación. El descenso del empleo agrario que muestra la EPA parece señalar una caída de la población que trabajaría sin dar de alta en el sector.

    Comisiones Obreras defiende cambios del modelo productivo y laboral para generar y consolidar empleo de calidad y con derechos, que ponga freno a la precariedad y la desigualdad. Apuesta por potenciar la negociación colectiva y la mejora sostenida de salarios y pensiones, y por una reforma fiscal progresiva que permita recuperar la inversión productiva y aumentar los niveles de protección social. El objetivo es sacar a la economía de su patrón tradicional de bajo valor añadido, aumentar la inversión pública y reorientarla hacia la mejora de la calidad y el contenido tecnológico de la producción.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.