CCOO solicita al Gobierno la clasificación del SARS-CoV-2 como agente biológico de riesgo más elevado

    Ante la propuesta de la Comisión Europea de clasificar el SARS-CoV-2 como agente biológico de categoría 3, CCOO pide al Gobierno que apoye la clasificación en la categoría 4 y que acelere los plazos de transposición de la Directiva de Agentes Biológicos para poder afrontar una segunda oleada de la pandemia.

    05/05/2020.
    COVID 19

    COVID 19

    En una carta dirigida a la Ministra de Trabajo, el secretario de salud laboral de CCOO, Pedro J. Linares, ha recordado que la Confederación Europea de Sindicatos solicitó la inclusión urgente del virus SARS-CoV-2 en el Anexo III de la Directiva de Agentes Biológicos, propuesta que fue asumida por la Comisión Europea y que esta misma semana va a ser votada por los Estados miembro de la Unión Europea.

    La propuesta de la CE clasifica al virus responsable de la pandemia de COVID-19 como agente biológico de categoría 3, mientras que el movimiento sindical europeo estamos reclamando su inclusión en la categoría 4, la asociada a un nivel de riesgo más alto.

    La Directiva de Agentes Biológicos incluye en la definición de ambas categorías dos elementos comunes, la posibilidad de causar una enfermedad grave en los seres humanos y de presentar un serio peligro para las personas trabajadoras, pero reserva en exclusiva para la categoría 4 otros dos, contar con “muchas probabilidades de que se propague en la colectividad” y que no existan “una profilaxis o un tratamiento eficaces”. El virus SARS-CoV-2 durante esta pandemia ha dado sobradas pruebas de su alta capacidad para causar transmisión comunitaria y, desgraciadamente, no existe a día de hoy ni vacuna ni tratamiento específico para combatirlo, por lo que no cabe ninguna duda de que a la única definición a la que se ajusta en la actualidad es a la de agente biológico de categoría 4.

    De esta clasificación depende el establecimiento de medidas concretas de prevención en las empresas, por lo que clasificar el agente de una manera correcta puede tener consecuencias para la salud en el ámbito laboral. Además, en un contexto en el que las autoridades sanitarias están estableciendo medidas muy estrictas a la población general, justificadas por el peligro que supone este virus, el hecho de rebajar los niveles de protección a los trabajadores supondría, a juicio de CCOO, considerar a la población laboral como ciudadanía de segunda clase.

    Pedro J. Linares, también solicita a la ministra que, una vez se apruebe esta modificación de la Directiva, es necesario realizar un proceso de trasposición en España lo más rápido posible, de dos meses como máximo para podernos adelantar a una segunda oleada en otoño, pero sin obviar los procedimientos de información y consulta a la ciudadanía y a los agentes sociales.

    El secretario de salud laboral de CCOO finaliza la carta recordando a la Ministra que el Estado español ha superado de largo el límite fijado por la UE para trasponer 2 Directivas que deben modificar dos normas importantísimas para proteger la salud laboral y la salud pública en nuestro país, el Real Decreto de Agentes Cancerígenos y Mutágenos y el Reglamento de Protección Sanitaria frente a las Radiaciones Ionizantes. Y solicita que se retome la negociación sobre estas cuestiones para salir de una situación de bloqueo normativo que ha provocado la pandemia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.