Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 18 julio 2024.

Prensa Sindical, selección mensual de artículos de CCOO-abril

    La celebración del 1º de Mayo de 2020 pasará a la historia como la primera, y esperemos que la última, en la que las calles de todo el mundo estuvieron vacías. Pero ni si quiera eso logró silenciar el grito de la clase trabajadora. Las redes sociales se inundaron de movilizaciones virtuales que consiguieron reemplazar el calor de las calles.

    03/06/2020.
    Boletín Prensa Sindical 98

    Boletín Prensa Sindical 98

    En un Día Internacional de los Trabajadores diferente, enmarcado en una pandemia global y en un contexto de políticas de distanciamiento social en casi todo el mundo, se hace todavía más necesaria la reivindicación del valor insustituible del trabajo. Bajo el lema “Trabajo y servicios públicos. Otro modelo social y económico es necesario” y con el hashtag #OtroModeloSocialEsNecesario, CCOO, en su número 428 de Gaceta Sindical, llamaba a la participación de trabajadoras y trabajadores a una jornada reivindicativa llena de actos virtuales que inundaron las redes sociales y la web del sindicato, y que superó con creces las expectativas de la primera movilización mundial, en formato virtual, en tiempos de pandemia.

    Gaceta Sindical Digital: Castilla-La Mancha, n. 377, pone el acento en el valor del trabajo de los servicios públicos. Si algo nos ha demostrado esta pandemia es la importancia de la labor de los trabajadores y las trabajadoras de los servicios esenciales que han puesto en riesgo su salud por sus conciudadanos trabajando, incluso, en muchos casos, en condiciones precarias. “Una sociedad que crece y se desarrolla dando la espalda a las y los trabajadores, utilizándoles como un mero instrumento productivo, es una sociedad abocada al fracaso”.

    Otra fecha señalada en el calendario de trabajadores y trabajadoras de todo el mundo se torna, en estos momentos, más necesaria que nunca. El 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, también se ha celebrado este año bajo las restricciones de movilidad a las que la pandemia, provocada por el coronavirus, nos ha obligado.

    Rosa María Martín, responsable de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Andalucía, nos cuenta en el número 795 de Correo Sanitario, como el virus ha sacado “a la luz las vergüenzas de un sistema sanitario que no estaba preparado para un envite como el que se ha suscitado”. En su artículo 28 de abril. El futuro que se llame prevención en mayúsculas lamenta como un déficit de inversión en sanidad inferior a la media europea, nos ha condenado a ser el país con más profesionales sanitarios y sociosanitarios infectados en el mundo por la Covid-19 en relación con la población contagiada, en torno al 20%. Cifras escandalosas para uno de los países que presume de tener un sistema público de salud de los mejores del mundo. Señala como las residencias de mayores han sufrido un duro golpe, representando el 68% del total de fallecidos en nuestro país. En un sector, el de la Dependencia, con un recorte de más de 5 mil millones desde 2012, las reivindicaciones de sus plantillas sobre ratios insuficientes y cargas de trabajo agotadoras han caído en saco roto.

    Por Experiencia en su número 83 publica una entrevista de Berta Chulvi a Irene Álvarez Bonilla, secretaria de Salud Laboral y Empleo de la Federación Estatal de Salud y Sectores Sociosanitarios de CCOO, donde califica la situación como “una exposición profesional a riesgo biológico sin precedentes en la sanidad española”. Apunta como el principal problema de esta crisis la falta de camas hospitalarias; una reivindicación que CCOO viene haciendo desde hace años, a la vista de los datos que confirman que la inversión en sanidad desde 2012 es insuficiente. En cuanto al sector de la dependencia, señala que CCOO ha presentado una propuesta al Ministerio de Derechos Sociales y al de Sanidad para que se establezca una regulación común, puesto que ya no es sólo una cuestión de salud laboral de las personas que trabajan en el sector, sino que se ha convertido en un problema de salud pública.

    Parece incuestionable, a resulta de los datos, que el Estado de Bienestar se ha escorado peligrosamente hacia el capital poniendo en riesgo uno de sus pilares fundamentales, un sistema universal y gratuito de atención sanitaria. Voces en todo el mundo alertan del peligro de no reconducir esta situación y reclaman la reformulación del contrato social para avanzar hacia políticas de mayor integración social. Nos quedamos con la de Edgar Morin, filósofo y sociólogo francés, cualquiera que sea la respuesta post-Covid debería sustentarse en “los principios de una economía verdaderamente regenerativa, basada en el cuidado y la reparación”.

    ¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!

    ¡VIVAN LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE TODO EL MUNDO!

    Enlaces relacionados
    Enlaces relacionados