Mari Cruz Vicente: "La caída del IPC hasta el -0,9% en mayo demuestra la necesidad de fortalecer la demanda interna"

    Para la secretaria de Acción Sindical de CCOO, la prioridad sigue siendo el empleo y vigilar por la salud y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras, pero también "es el momento de recuperar la Negociación Colectiva como elemento de cohesión social y con el objetivo de reactivar los salarios para evitar que sean los trabajadores los que paguen las consecuencias de la crisis". Esto, declaró, hace que sea más necesario que nunca derogar la reforma laboral para garantizar los derechos de las personas trabajadoras. 

    12/06/2020.
    Evolución IPC

    Evolución IPC

    El IPC profundiza su caída en mayo y se sitúa en el -0,9% interanual, dos décimas por debajo del nivel de abril, arrastrado por un nuevo descenso de los carburantes, mientras la inflación subyacente se mantiene en el 1,1%. La baja inflación refleja la debilidad de la demanda interna, hibernada durante la actual crisis sanitaria y que en mayo ha empezado a recuperarse según avanzaba la desescalada y el cambio de fase de territorios.
    El IPC mensual no varía en mayo (0,0%) frente al aumento de hace un año, por lo que la variación interanual del IPC baja dos décimas hasta el -0,9% en mayo arrastrada por el descenso de los precios de los carburantes y combustibles para el transporte personal, frente a la subida registrada en 2019, según los datos publicados hoy por el INE.

    La inflación subyacente –sin energía ni alimentos frescos- aguanta en el 1,1% anual y se sitúa 2 puntos porcentuales por encima del índice general. A juicio de CCOO, la baja inflación estructural es preocupante y refleja el bajo impulso de la demanda interna, provocada por la insuficiente participación de las rentas del trabajo (vía empleo y salarios) en el crecimiento y el lento avance de la inversión –pública y privada- en los años anteriores, a los que ahora se añade el impacto negativo de la crisis del covid-19. Es necesario mantener el mayor empleo posible, minimizar la pérdida de puestos de trabajo y garantizar que el empleo que se genere en este contexto sea de calidad y garantizando las condiciones de salud e higiene en el trabajo.

    El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) cae dos décimas en mayo hasta el –0,9% interanual en España, y se sitúa 1 punto porcentual por debajo de la inflación en la eurozona cuya variación anual cae dos décimas hasta el 0,1%. Para CCOO, la baja inflación, lejos del objetivo del 2%, y la necesidad de sostener las economías europeas e impulsar el esfuerzo de reconstrucción van a requerir de una elevada política monetaria expansiva del BCE y el uso de instrumentos no convencionales de política monetaria, así como aplicar una política presupuestaria expansiva en el conjunto de la UE que supere la austeridad, dando una respuesta colectiva y mancomunada al choque y la crisis generada por la pandemia del covid-19. Las previsiones apuntan a un impacto muy negativo durante 2020 en la mayoría de las economías, incluida la española, y una recuperación, más lenta que la caída, que llevará al PIB a crecer a partir de 2021.

    La composición de la cesta de consumo de los hogares se ha modificado sustancialmente en la coyuntura de confinamiento generada por la pandemia y se va normalizando según se avanza en la desescalada. Dentro de los bienes y servicios que la mayoría de los hogares ha seguido consumiendo - productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal- han moderado su subida interanual hasta el 2,8% en mayo, mientras que los servicios consumidos - alquiler de vivienda y garaje, distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios- han moderado su descenso hasta el -4,0% anual. Entre los bienes que se encarecen, los alimentos y bebidas no alcohólicas moderan su subida al 3,5% interanual, con una mayor subida de los alimentos frescos (5,4%) que de los alimentos envasados (2,3%). En el lado contrario, destacan las bajadas interanuales de calefacción, alumbrado y agua (-9%) y de transporte personal (-7,8%).

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.