CCOO reclama en el Congreso la creación de unidades de coordinación socio-sanitarias para prevenir un rebrote de Covid19 en el Sistema de Dependencia

    CCOO propone también la puesta en marcha de un Plan de Choque vinculado a los PGE que garantice la atención efectiva de las 400.000 personas dependientes que continúan en lista de espera.

    19/06/2020.
    Portada documento modelo de coordinación

    Portada documento modelo de coordinación

    En la comparecencia ante el Grupo de Trabajo sobre Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, CCOO ha valorado la situación en la que se encuentra el Sistema de Atención a la Dependencia y señalado el compromiso de este sindicato con la Ley de Dependencia y el modelo de atención basado preferentemente en la prestación de servicios profesionales y en la calidad de la atención de las personas beneficiarias.


    El sindicato considera que los problemas que hoy presenta el Sistema de Dependencia tienen su origen no tanto en su diseño original, sino en las limitaciones que ha tenido su implementación, fundamentalmente vinculadas a los recortes impuestos en 2012, que todavía siguen vigentes.


    El representante de CCOO ha señalado dos objetivos urgentes y prioritarios para reflotar el Sistema de Dependencia. Por un lado, la puesta en marcha de unidades de coordinación socio-sanitaria que prevengan un posible rebrote de Covid19 y sean capaces de resolver la terrible situación a la que se han visto abocadas las personas dependientes en los últimos meses. Y, en segundo lugar, la necesidad de impulsar un Plan de Choque vinculado a los Presupuestos Generales del Estado con el que se reviertan los recortes de 2012 y se garantice la atención efectiva de las casi 400.000 personas dependientes que no reciben atención.


    Coordinación socio-sanitaria


    CCOO ha situado como objetivo garantizar una respuesta integral y adecuada ante un posible rebrote de Covid19. Para ello propone que el Consejo Territorial del SAAD, con la participación del conjunto de agentes sociales, tal como prevé la Ley de Dependencia, impulse un acuerdo en el que se establezcan las condiciones básicas para el establecimiento de unidades de coordinación socio-sanitaria en el conjunto del Sistema.


    La concreción material de dichas condiciones básicas (por ejemplo, establecimiento de la referencia territorial que corresponda para la implementación de las unidades de coordinación: zona sanitaria, provincia, localidad, centro de salud, etc.), corresponde a cada Comunidad Autónoma, en atribución de las competencias que le son propias.


    Dentro de las condiciones básicas debería establecerse la composición de estas unidades de coordinación. Para CCOO deberían estar formadas por las personas responsables de la administración sanitaria correspondiente y las personas responsables de la administración responsable de la provisión de prestaciones de dependencia (SAAD) en el mismo ámbito territorial, estando la coordinación a cargo de los responsables del Servicio Público de Salud.
    Igualmente, se deberían habilitar procedimientos concretos que permitan a las empresas que proveen las prestaciones de la red pública del SAAD (empresas públicas, concertadas, etc.) de un marco de comunicación efectiva con sus respectivas unidades de coordinación.


    Entre las funciones deberían incluirse, entre otras, la supervisión de aplicación de protocolos de atención, protocolos específicos de identificación, comunicación y atención de los casos Covid desde los centros y servicios del Sistema de Dependencia al Sistema Público de Salud.


    CCOO recuerda que estas unidades de coordinación sociosanitaria deben operar para el conjunto de servicios de atención a la dependencia y Servicios Sociales (residencias, centros de de día, ayuda a domicilio, etc.)


    Plan de choque para atender a las 400.000 personas dependientes en lista de espera


    El Sistema de Dependencia ya antes de la crisis de Covid19 presentaba una situación grave. Los datos de gestión que ofrece el ejercicio 2019 confirman el agotamiento de este modelo de recuperación iniciado tras las elecciones autonómicas de 2015, marcado por el hecho de que casi 400.000 personas continúan en lista de espera o pendientes de valoración.


    En aquellos comicios autonómicos, coincidiendo con la apertura de una nueva etapa de incipiente recuperación económica, el colapso que había registrado el proceso de implantación del SAAD y la necesidad de superarlo se convirtieron en un eje central de la agenda política y social. Fruto de esta reconsideración política, las Comunidades Autónomas asumieron en exclusiva la reactivación del proceso de implantación del Sistema de Dependencia, mientras la Administración central mantuvo prácticamente todas las medidas de recorte impuestas en 2012, entre ellas la congelación de la financiación estatal y la renuncia expresa a mantener un papel de liderazgo político en el proceso de implantación.

    Por ello, CCOO reclama la puesta en marcha de un Plan de Choque vinculado a la recuperación de la financiación estatal del sistema en los próximos Presupuestos Generales del Estado. En opinión del sindicato, debería vincularse este esfuerzo en la financiación a la atención de las personas en lista de espera mediantes servicios profesionales, la recuperación de la intensidad de las prestaciones y la reversión de los incrementos de copago que se impusieron en 2012 y que continúan en vigor.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.