La inmensa mayoría de los sindicatos europeos piden una ley de la UE sobre salarios justos

    CCOO celebra la decisión adoptada en el seno de la CES, que representa a 45 millones de trabajadores y trabajadoras, a favor de una nueva ley de la UE para fomentar un salario mínimo justo y la negociación colectiva. El sindicato, que ha participado activamente en este debate, ha defendido siempre y más recientemente en el marco de la iniciativa lanzada por la presidenta von der Leyen, la necesidad del establecimiento de un salario mínimo legal a nivel europeo que garantice la igualdad entre todos los trabajadores y trabajadoras, evite el dumping salarial y permita avanzar hacia una Unión de derechos sociales, no sólo económica y monetaria.

    03/09/2020.
    Logo de la CES

    Logo de la CES

    Tras un debate intenso y abierto, los miembros de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) aprobaron, con el 85% de los votos a favor, un llamamiento a favor de una directiva europea.

    Participaron en la votación 87 sindicatos nacionales de toda Europa, y 10 sindicatos sectoriales europeos.

    La responsabilidad recae ahora en la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que ha prometido presentar una propuesta en un plazo de 100 días para "garantizar que todos los trabajadores de nuestra Unión tengan un salario mínimo justo".

    La CES utilizará el mandato de sus afiliadas para pedir a la Comisión que presente una directiva que asegure:


    • Que los Estados miembros no pueden fijar sus salarios mínimos legales por debajo de un umbral de dignidad*
    • El fin de las prácticas desleales, como las deducciones del empleador respecto al salario mínimo legal
    • Que el derecho a la negociación colectiva está garantizado, promovido y protegido en todos los Estados miembros.

    El apoyo de los sindicatos a la acción de la UE también está condicionado a la garantía de que los Estados miembros que actualmente determinan los salarios sólo a través de la negociación colectiva nunca se verán obligados a introducir un sistema de salario mínimo legal.

    La Secretaria General Adjunta de la CES, Esther Lynch, dijo:
    "Los salarios mínimos dejan a los trabajadores en riesgo de pobreza en 17 Estados miembros, lo que anula el objetivo de un salario mínimo.
    "La Comisión Europea tiene el apoyo abrumador de los sindicatos europeos para una Directiva que ponga fin a este escándalo. Esperamos un compromiso con dicha Directiva en el discurso sobre el estado de los sindicatos de la presidente von der Leyen a mediados de septiembre.

    "Cualquier Directiva también debe ayudar a los trabajadores a conseguir salarios verdaderamente justos, asegurando que su derecho a la negociación colectiva sea reconocido por los empleadores y los Estados miembros y, en particular, que se eviten las actividades de desintegración de los sindicatos.
    "Las medidas para aumentar los salarios son más necesarias que nunca para salvar millones de puestos de trabajo que dependen del impulso de la demanda económica tras el parón".

    Desde CCOO celebramos la decisión adoptada en el seno de la CES. El sindicato, que ha participado activamente en este debate, ha defendido siempre y más recientemente en el marco de la iniciativa lanzada por la presidenta von der Leyen, la necesidad del establecimiento de un salario mínimo legal a nivel europeo que garantice la igualdad entre todos los trabajadores y trabajadoras, evite el dumping salarial y permita avanzar hacia una Unión de derechos sociales, no sólo económica y monetaria.

    Nota:
    *60% de la mediana Y 50% del salario medio (basado en los salarios brutos nacionales a tiempo completo)

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.