En el Día de la Mujer Rural se confirma que la pandemia se ceba con el empleo de las jornaleras

    Durante la pandemia, se destruyó más empleo femenino que masculino en el sector agrario. La población ocupada se redujo un 6,4% en el caso de las mujeres y un 4,4% en el de los hombres. Las cifras son especialmente preocupantes si se tiene en cuenta que se está expulsando a las trabajadoras de la actividad agraria desde hace más de una década. 13.996 trabajadoras han perdido su empleo en el sector primario este año y 59.250 desde 2008. Este y otros datos aparecen en el informe que acaba de publicar CCOO de Industria con motivo del Día de la Mujer Rural.

    15/10/2020.
    Día de la Mujer Rural

    Día de la Mujer Rural

    Son mujeres el 24,4% de las personas que trabajan en el sector agrario. Según la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2020, la población ocupada en el campo asciende a las 830.269 personas, lo que supone el 4,4% de la ocupación total española. Lamentablemente, el número de jornaleras no deja de caer. En junio eran 202.621.


    Cada Día Internacional de la Mujer Rural CCOO publica un informe en el que recoge una batería de datos sobre la situación de las trabajadoras en el sector primario y advierte de la paulatina disminución de la presencia de la mujer en la actividad agraria. Este 15 de octubre el sindicato es fiel a su cita. Acaba de elaborar un estudio que confirma que, entre 2008 y 2020, se perdieron 59.250 empleos femeninos, una cifra que se corresponde con el 22,6% de las mujeres que trabajaban en el sector. Por el contrario, el empleo masculino no dejó de crecer hasta este año, cuando el COVID le hizo caer un 2,4% frente a la cantidad que se registró en 2008. En conjunto, la pérdida de empleo en doce años afecta a 74.686 personas, de las que el 79,3% son mujeres.


    El informe que acaba de ver la luz también confirma que el coronavirus agrabó la discriminación de género. El año en el que la pandemia hizo mella en el sector agrario, la tasa de destrucción de empleo femenino superó al masculino. Son mujeres el 33% de las 42.414 personas que dejaron de trabajar en el campo durante los últimos meses. Vuelve a confirmarse que, cuando se produce una crisis y aumenta el paro en otros sectores, las mujeres se ven expulsadas de las campañas agrícolas.


    Del estudio que ha publicado CCOO de Industria con motivo del Día de la Mujer Rural se extraen otras conclusiones que se repiten informe tras informe. Las jornaleras sufren en el campo una precariedad considerable. Lamentablemente, la elevada tasa de desempleo no es una novedad. Tampoco lo es la abultada temporalidad. Tienen este tipo de contrato el 64,2% de las mujeres que trabajan en el sector primario. Cifra superior a la de 2019, cuando eran temporales el 57% de los contratos de trabajadoras.


    CCOO de Industria exige este y todos los “quinces de octubre” que se visibilice y se ponga en valor el trabajo de las mujeres en la actividad agraria; que ocupen el lugar que les corresponde dentro del mundo laboral y que se reconozca el papel que desempeñan en el mantenimiento, desarrollo y afianzamiento de la población rural. Al sindicato también le parecen fundamentales unas relaciones laborales normalizadas, disminuir la temporalidad a través de la contratación fija discontinua y un mayor control de la economía sumergida. Además, reclama la contratación de un número mínimo de mujeres en el sector agrario y denuncia cualquier tipo de discriminación.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.