Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 3 marzo 2024.

CCOO reclama un sector financiero social y laboralmente responsable, que cuide a su plantilla y a su clientela

    De 2008 a 2021 la reestructuración del sector financiero ha concentrado 88 entidades en 10 grupos bancarios, con un ajuste neto de 115.000 empleos y una reducción de 23.673 oficinas, disparándose la “carga de atención” de 167 habitantes por persona empleada en 2008 a cerca de 300 habitantes en 2021, en un modelo de negocio social y laboralmente insostenible, que no cuida ni a sus profesionales ni a sus clientes. CCOO reclama un sector financiero social y laboralmente responsable, que cuide a su plantilla y clientela, que priorice su fin social y potencial de otorgamiento de crédito. El sindicato recuerda que las plantillas son el activo imprescindible de un sector que, más allá de la digitalización, los beneficios record y las desmesuradas retribuciones de sus cúpulas, se sigue basando en personas que atienden a personas. 

    19/04/2022.
    Rueda de prensa de CCOO Servicios para presentar el informe plantillas del sector financiero: imprescindibles

    Rueda de prensa de CCOO Servicios para presentar el informe plantillas del sector financiero: imprescindibles

    CCOO ha presentado, en rueda de prensa, su análisis económico, laboral y propositivo sobre la evolución y realidad del sector financiero, reivindicando un sector sostenible en el plano económico, medioambiental, social y laboral, comprometido con la sociedad, su clientela y sus plantillas, que garantice la inclusión financiera y laboral, aumentando las dotaciones de plantilla. 

    El sindicato refleja en su informe que España es el país de la Unión Europa que en mayor medida ha devaluado su capacidad de otorgamiento de crédito, duplicando el ajuste de plantilla medio de la UE (38% vs 19%), superando el ajuste de oficinas medio (51% vs 38%) y reduciendo el nivel de competencia. Especialmente significativo ha sido el ajuste de plantilla en 2021 (más de 18.000 salidas, que se ha conseguido que fuesen voluntarias gracias a “movilizaciones históricas”), que sitúan las plantillas en 160.000 personas, 115.000 menos que en 2008. También ha sido significativo el ajuste de oficinas entre 2015 y 2021, de 31.273 a 19.338, con alta incidencia en Cataluña, C-L, Galicia y Asturias, aumentando el no de habitantes por sucursal de 1.491 a 2.450. 

    En este contexto, CCOO ha reivindicado que “las plantillas siguen demostrando ser imprescindibles para familias y empresas, para sostener el sector durante 15 años de ajustes y cambios, crisis, deterioro reputacional y pandemia”. Un hecho que las convierte en el mayor activo del sector, también a nivel cuantitativo, en indicadores de productividad, rentabilidad, eficiencia y volumen de negocio unitarios. El sindicato denuncia que “se ha incrementado de forma exponencial la sobrecarga de trabajo de las plantillas -y las consecuencias en su salud-“: gestión comercial y bancaria, riesgo jurídico, formación obligatoria, carga administrativa, todo ello concentrado en muchas menos personas, que sufren además prolongaciones de jornada, objetivos comerciales inasumibles, presiones desmedidas, en lo que CCOO califica como “un modelo laboralmente insostenible que debe cesar de inmediato”. 

    Para CCOO, “resulta sangrante que mientras las cúpulas del sector descuidan a las plantillas, entre 2018 y 2021 los sueldos de Presidentes y CEOs de los principales Bancos hayan crecido un 37,77%”. Y considera que el protocolo de atención que se han visto obligadas a poner en marcha por el ambiente social quedará solo como un “lavado de cara” si no se dota de recursos en forma de plantilla. 

    El sindicato ha presentado un compendio de propuestas reivindicando que el sector financiero cumpla su papel y fin social, garantizando la inclusión financiera sobre la base de dotaciones suficientes de plantilla, incrementando su potencial de otorgamiento de crédito, abandonando políticas agresivas con su plantilla y clientela, articulándose estrategias e instrumentos financieros públicos con capacidad real, y recuperando la capacidad del sector como motor de la economía real y de la generación de empleo. 

    Igualmente, CCOO ha presentado propuestas para exigir que se reconozca y cuide a las plantillas, como el principal activo del sector, creando nuevamente empleo a través de una tasa de reposición de las salidas, dando participación a las plantillas en los protocolos de atención a la clientela, con un modelo de negocio y de relaciones laborales basado en recursos suficientes y una adecuada organización, priorizando las políticas en materia de Salud, Prevención de Riesgos e Igualdad, internalizando los servicios financieros, haciendo que la formación no sea un factor de sobrecarga, sino de empleabilidad, regulando el tiempo de trabajo y las nuevas realidades laborales, reivindicando el papel de las plantillas y de sus representantes legales, pactando políticas retributivas pactadas, equitativas y responsables, así como abriendo los Observatorios sectoriales para abordar en el contexto actual la reversión a las plantillas de un “dividendo social” en forma de sistemas retributivos, carrera profesional, dotación de personal, mecanismos compensatorios y otros aspectos. 

    Documentación asociada
    Documentación asociada