Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 20 febrero 2024.

Las desigualdades de género en las condiciones ergonómicas derivadas de la robotización

    18/11/2022.
    Imagen del seminario

    Imagen del seminario

    El pasado 15 de noviembre, CCOO celebró el seminario “Robotización y condiciones ergonómicas. Una visión desde las desigualdades de género” (WP 9), que forma parte de un ciclo de 11 seminarios en el marco del proyecto europeo (CES 2021-11/ EC-No. VS/2021/0214). Dichos seminarios, que promueve la Confederación Europea de Sindicatos y financia la Unión Europea, se celebran bajo el título “Sindicatos para una recuperación justa. Reforzar el papel de los sindicatos para mitigar el impacto de la crisis COVID-19” y cuenta con la colaboración técnica de la Fundación 1º de Mayo.

    Tras la presentación del seminario a cargo de Pedro J. Linares Rodríguez (director de proyectos de la Fundación 1ª de mayo) y Eva Antón Fernández (técnica de la Secretaría Confederal, de Mujeres, Igualdad y condiciones de Trabajo de CCOO), el seminario arrancó con el estado de conocimiento científico-técnico-sindical actual sobre la automatización de los procesos industriales expuesto por María José Sevilla Zapater, especialista en ergonomía de la Fundación 1º de mayo CCOO. Tras una pincelada de la evolución de las diferentes revoluciones tecnológicas en la industria,  se abordan los principales conceptos asociados a la Industria 4.0 en la que se da un paso más allá en busca de la interacción humano-robot.

    La ponente destaca los principios básicos de la robótica a aplicar en las empresas en boca del  Parlamento Europeo de febrero del 2017 “la robótica debe completar las capacidades humanas y no reemplazarlas; atender la posibilidad de que los empleos menos cualificados en sectores intensivos de mano de obra sean más vulnerables a la automatización; y por último, como la automatización debe liberar a las personas de tareas manuales monótonas y permitirles que se dediquen a otras más creativas y significativas. En este contexto se analizan algunas de las oportunidades y los obstáculos  de introducir robots colaborativos y exoesqueletos pasivos para  la mejora de las condiciones de trabajo ergonómicas o  con el objetivo de aumentar la productividad. 

    Desde el punto de vista técnico

    El seminario contó con la participación de Teresa Álvarez Bayona, Consejera técnica del Centro Nacional de Nuevas Tecnologías del Instituto Nacional de Seguridad y Salud (INSS) quien puso de manifiesto que el mero cumplimiento del art.15 Principios de la actividad preventiva, de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: “adaptar el trabajo a la persona” debería ser suficiente para incorporar las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, y las desigualdades de género. Asimismo, manifiesta la escasa presencia del término sexo y el de género en la literatura técnica y normas de referencia, incluso en un tema tan actual como es la tecnología robótica en los puestos de trabajo. Evidencia, a modo de ejemplo, como la población trabajadora en sectores como la sanidad está cambiando, viendo como puestos de trabajo de profesionales médicos muy masculinizados en edades de más de 55 años, en edades inferiores a ésta, son mayoritariamente mujeres. Y en relación a la incorporación de las mujeres en profesiones tradicionalmente masculinizadas, destaca la necesaria prevención enfocada a las personas que desarrollan la actividad laboral en la empresa, pero sin perder de vista a las personas diferentes según determinantes biológicos y sociales, que lo pueden desempeñar en un futuro a corto y medio plazo.  

    La investigación en la materia

    La afectación desigual de la automatización de procesos se trató en el seminario con la participación de Liliana María da Silva Cunha. Esta investigadora y profesora de la Universidad de Oporto con amplia experiencia en proyectos de investigación-acción presentó los resultados de dos estudios llevados a cabo en el sector textil y de la transformación del corcho. En ambos estudios se evidencia como la automatización puede causar una mayor segregación en los trabajos típicamente femeninos o masculinos. Durante los procesos de automatización se tienden a promover una reinvención de los actos técnicos que definen el trabajo típicamente femenino o masculino, en ocasiones diluyendo las fronteras entre estos dos trabajos y en otras ocasiones creando nuevas formas de exclusión de las mujeres en la empresa, cuando la elección de automatizar las tareas viene determinada por el valor que se le da a un tipo de trabajo u otro. En estos estudios se muestra como la automatización en puestos de trabajo y en tareas desarrolladas por las mujeres se generan en gran medida un aumento de las exigencias cuantitativas y sensoriales a las que están expuestas las trabajadoras. 

    La acción sindical

    La necesidad de abordar sindicalmente esta problemática, con la moderación de Oscar Bayona Plaza (Secretaría Confederal de Salud Laboral y Sostenibilidad Medioambiental), corre a cargo de  Mónica Pérez Cardoso y Carles Pérez Espona, responsable de Salud Laboral y técnico asesor de Salud Laboral de CCOO Catalunya, respectivamente. La elevada incidencia de trastornos musculoesqueléticos  que sufren  las trabajadoras en sectores feminizados y la falta de la perspectiva de género en las normas y en los criterios legales para la evaluación de riesgos ergonómicos les obligaron a  buscar herramientas sindicales para denunciar y revertir esta situación. Junto con la Fundación 1ª de mayo se desarrollaron dos proyectos sobre la mirada de género en la identificación y evaluación de riesgos, así como el impacto en la salud laboral de mujeres y hombres a consecuencia de la nueva tecnología robótica. 

    Mónica Pérez parte de un contexto preventivo en el que solo el 11,40% de las empresas de Cataluña ha realizado una evaluación de riesgos ergonómicos, para incidir en cómo la empresa que decide introducir nuevas tecnologías, como la robotización y/o los exoesqueletos, lo hace sin consulta previa con la representación sindical. La ponente menciona como el apoyo técnico para emprender una acción sindical adecuada es fundamental para el éxito y el avance.

    La experiencia en primera persona

    El seminario contó con dos experiencias, moderadas por Fernando Rocha Sánchez de la Escuela de Trabajo de CCOO, sobre el uso de robots colaborativos y exoesqueletos. La primera experiencia se ejemplariza   con la participación del delegado de prevención en una gran empresa de fabricación de electrodomésticos, Carlos Arilla Miguel. La incorporación de la robotización y de los exoesqueletos en las empresas viene determinada por una necesidad productiva de la empresa y una reducción del absentismo laboral por trastornos musculoesqueléticos. En este contexto la  empresa decide realizar una prueba piloto con exoesqueletos que abarcan las extremidades inferiores hasta la cadera, permitiendo a la persona adoptar la posición sentado sostenido por el mismo exoesqueleto o trabajar de pie.  Las valoraciones de las personas usuarias no fueron positivas debido a su falta de estabilidad, por la necesidad de recibir ayuda para ponerse y quitar el dispositivo, o la falta de preparación del espacio de trabajo. Debido a estos motivos la empresa decide no implantar los exoesqueletos. El ponente también menciona como necesidad imperiosa en la reducción de los trastornos musculoesqueléticos en la empresa, la existencia de un equipo de técnicos en prevención y servicio médico coordinado y con un poder de decisión centralizado y que persiga un objetivo preventivo, no meramente productivo. 

    La segunda experiencia la proporciona Santiago González Pérez, desde el punto de vista del técnico en prevención de riesgos laborales. En su intervención se hace evidente la importancia de la participación de los trabajadores y las trabajadoras que utilizarán los nuevos dispositivos y equipos robóticos en las empresas, y cómo su representación sindical proporciona a la plantilla esa voz que no tienen. Se ofrece como profesional en ergonomía industrial como un buen aliado de la representación de la plantilla, de manera que el punto central y neutral en el que debe situarse el personal técnico del servicio de prevención le debe permitir llegar tanto a la dirección de la empresa como a la plantilla, siempre en busca de las mejoras en salud laboral. Como oportunidad que ofrecen los exoesqueletos y los robots colaborativos dedica un espacio al beneficio de adaptación de los puestos de trabajo a personas con limitaciones y/o discapacidad, de manera que se facilite la continuidad de su actividad laboral y se evite, que la dirección opte por un camino más fácil, con la incapacidad laboral y el despido.

    Cómo retos de futuro cobra interés durante el seminario, clausurado por Pedro J. Linares Rodríguez y Montse López Bermúdez de la Fundación 1º de mayo de CCOO  el hecho de anticiparse a los nuevos riesgos laborales, el realizar estudios que tengan en cuenta las desigualdades entre mujeres y hombres, el adoptar un enfoque multidisciplinar en la prevención de riesgos laborales y de las acciones de igualdad, el integrar a todas las personas implicadas en el proceso de mejora tecnológica y facilitar en cualquier caso, la participación y el diálogo social.