Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 16 abril 2024.

La cumbre del clima no da solución a la limitación de las emisiones de gases de efecto invernadero

  • La referencia marcada al 1,5 grados C se conservó in extremis

22/11/2022.
COP 27

COP 27

La Cumbre del Clima que tuvo lugar la pasada semana en Egipto ha concluido con medidas poco ambiciosas ya que, a pesar de la puesta en marcha de un “Fondo de pérdidas y gastos”, CCOO considera que aunque se acepta la participación de la sociedad civil y las plataformas sociales, esta medida es insuficiente ya que necesitará un desarrollo normativo y de contenido.

En este sentido, se ha pronunciado el secretario ejecutivo de la ONU Cambio Climático, Simón Stiell, afirmando que con este fondo “hemos determinado un camino a seguir en una conversación de décadas sobre la financiación de pérdidas y daños, deliberando sobre cómo abordamos los impactos en las comunidades cuyas vidas y medios de subsistencia han sido arruinados por los peores impactos del cambio climático”.

Para CCOO no es más que una justificación del mal resultado de la cumbre y se reafirma en la decisión de no participar en la Cumbre para avalar un intento de lavado de cara de un gobierno totalitario que incluso en el mismo evento ha limitado las libertades públicas.

Por ello, el sindicato considera fundamental seguir presionando y exigiendo más implementación de las agendas de mitigación, adaptación y financiación, y transición justa, ante la falta de avances.

Así, en cuanto a la mitigación se han mantenido los compromisos alcanzados en la COP26 Glasgow ante la presión por parte de países productores de no mencionar objetivos más ambiciosos a los ya planteados de no superación de 1,5 ºC.

El compromiso ya adquirido sobre adaptación y financiación en la COP26 de destinar 100.000 millones de euros sigue sin ejecutarse y para CCOO el planteamiento de complementarlo con fondos privados, como por ejemplo Bloomberg o Philantropies, es algo inasumible. 

Respecto al concepto de Transición Justa, surgido del mundo laboral con el objetivo de que los cambios avancen sin daños en los derechos laborales, trabajos decentes y protección social, ha sufrido intentos de manipulación e instrumentalización, con el fin de despistar y diluir su objetivo original y convertirlo en un concepto genérico e interesado. Estas actuaciones han sido frenadas por la presión sindical y social, que ha conseguido preservar su lenguaje original en el preámbulo de los acuerdos, pero es urgente insistir en que debe ser desarrollado mediante el diálogo social en cada uno de los países.

Por último, CCOO denuncia que la presión de determinados países, favorecidos por un entorno amigable, han conseguido que las evidencias científicas sobre el cambio climático (informes IPCC) pasen desapercibidas.