Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 22 abril 2024.

CCOO rechaza la deslocalización de Ferrovial y los comportamientos socialmente irresponsables que sustentan esa propuesta

    01/03/2023.
    Ferrovial

    Ferrovial

    El Consejo de Administración de Ferrovial ha acordado someter a votación de la Junta General de Accionistas la fusión de Ferrovial con su filial holandesa Ferrovial International mediante la absorción de la primera por la segunda, con lo que, en caso de aprobarse, la sede social de la empresa pasara de España a Países Bajos. Ya en el año 2018, Ferrovial International traslado su sede de Reino Unido a Países Bajos, con la justificación del Brexit. Ferrovial International es el holding que agrupa todos los negocios del grupo fuera de España.

    Ferrovial justifica la medida en su interés estratégico de cotizar primero en el mercado bursátil de Países Bajos, y posteriormente también en los Estados Unidos, al tener entre Estados Unidos y Canadá el 81% de su actividad, el 36% de sus ventas y el 29% de su accionariado.

    También han anunciado que continuaran cotizando en el IBEX y que no tienen previsto cambios en el ámbito laboral y, dicen, su decisión tendrá un mínimo impacto en su tributación en España. En 2022, Ferrovial pagó en España un total de 282 millones de euros en impuestos, de los que 9 millones corresponden al Impuesto de Sociedades, es decir sobre sus beneficios.

    La realidad es que el cambio de domicilio social a Países Bajos, les podría ahorrar, al menos, 39 millones en el pago de sus impuestos, según estimaciones de la propia Ferrovial, gracias a unas condiciones fiscales más favorables en Países Bajos, solo en la tributación por los dividendos recibidos de sus filiales o empresas participadas en el resto del mundo. Mientras en Países Bajos están exentos de tributación, en España “solo” están bonificados al 95%. Es decir, por ejemplo, los dividendos del aeropuerto de Heathrow, 25% propiedad de Ferrovial, irán directamente a Holanda y de ahí podrán ser repartidos entre los accionistas sin tener que tributar en España. Durante el año 2022 los dividendos recibidos por Ferrovial alcanzaron los 475 millones de euros, aunque en ejercicios anteriores alcanzaron los 700 millones de euros.

    CCOO considera más que preocupante que una multinacional española, que ha crecido a la “sombra” de los contratos e inversiones realizadas con las Administraciones Públicas españolas como la infraestructura del AVE, decida deslocalizarse fiscalmente para optimizar sus beneficios, aprovechando las ventajas fiscales de los Países Bajos. En un momento donde las multinacionales españolas deberían mostrar su compromiso con el país, este tipo de decisiones muestran la insolidaridad de Ferrovial con su país de origen

    Además de ese ahorro fiscal inicial, este tipo de operaciones causan normalmente un efecto arrastre de otras unidades de negocio de la compañía como pueden ser inicialmente los Servicios Centrales, con una doble pérdida de empleo y de tributación, en otros impuestos como IVA e IRPF con el traslado de una parte relevante de sus personas con mayores sueldos a Países Bajos. Es esta, por tanto, una decisión que CCOO reclama debe ser reconsiderada por la compañía y, en su defecto, analizada desde los poderes públicos para intentar evitar estas estrategias de planificación fiscal que generan perjuicios claros al interés general.

    Por otra parte, este tipo de acontecimientos hacen imprescindible que la Unión Europea avance hacia las propuestas recogidas en el Dictamen del CESE, de febrero de 2021, ECO/531 sobre un conjunto de medidas destinadas a combatir el fraude y la elusión fiscales y a avanzar en la convergencia entre los sistemas fiscales de los países de la UE, evitando prácticas de Dumping Fiscal por parte de Estados como Países Bajos, entre otros, que ya han sido señalados por la propia Comisión Europea en distintas ocasiones, así como por la Agencia Tributaria en su informe del año 2019 “País por país”.