Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 20 febrero 2024.

Unai Sordo, sobre las pensiones: “Asistimos a la firma de un acuerdo histórico”

    15/03/2023.
    Los equipos negociadores del acuerdo de pensiones tras la firma del acuerdo para el segundo tramo.

    Los equipos negociadores del acuerdo de pensiones tras la firma del acuerdo para el segundo tramo.

    Este miércoles se ha firmado el acuerdo entre el Gobierno de coalición y los sindicatos para el segundo tramo de la reforma de las pensiones, acuerdo al que se ha opuesto frontalmente la patronal. Para CCOO se trata de un acuerdo “histórico” y de “uno de los días más importantes de esta legislatura”.

    “Después de la reforma que fuimos capaces de hilvanar de manera tripartita hace un año y medio el Gobierno [en referencia al primer acuerdo de pensiones], que permitió que hoy, los diez millones de pensionistas estén viendo revalorizadas sus pensiones en función de la evolución de la inflación media en el año 2022 y que haya desaparecido de nuestra legislación el factor de sostenibilidad que amenazaba las pensiones de las personas jóvenes con un recorte de más de un 20% en los próximos 25 años, un año y medio después, complementamos aquellas medidas con la parte que quedaba para dotar de estabilidad y fiabilidad a lo que ya en su día habíamos suscrito”, ha celebrado el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

    En palabras del líder de CCOO, se trata de un paquete de medidas que pretende instalar un sistema de ingresos estructurales a la Seguridad Social que garanticen la viabilidad y la suficiencia de las pensiones para los próximos 25 años. “Si se le pudiera poner un título a este acuerdo sería: ‘Más ingresos, más protección, más certezas’. Es fundamental otorgar certezas a la población española cuando los mensajes intentando que pueda parecer que las pensiones públicas no tienen futuro van a ser mensajes que sabemos que se van a reproducir desde intereses económicos en las próximas fechas”, ha descrito

    “Lo histórico de la reforma parte de que asienta un cambio de enfoque ante los retos que la jubilación de la generación del ‘baby boom’ sometían a nuestro país”, ha explicado. España tiene un reto de aquí al año 2048, ha planteado Sordo. “El reto es que se van a jubilar muchas más personas, que previsiblemente vamos a cobrar jubilación durante más tiempo en función de cómo evolucione la esperanza de vida y además de mayores cuantías” y, por ello, había que tomar “una decisión estratégica como país”. “¿Qué hacemos? Gastamos el mismo dinero con 10 millones que con 15 millones de pensionistas y recortamos drásticamente las pensiones. O bien reforzamos estructuralmente el sistema de ingresos de la Seguridad Social y garantizamos el cobro de pensiones suficientes no solo ahora, sino también a mediados de siglo?”, ha planteado.

    Para el secretario general de CCOO, esta secuencia de acuerdos es la más importante que España ha asumido desde la crisis financiera de hace 15 años en este terreno.

    Medidas asumibles para las grandes empresas

    “Hemos incluido medidas adicionales que otorgan más protección y que reducen algunas de las consecuencias indeseadas de las brechas salariales, que acaban concurriendo en brechas de pensiones”, ha indicado Sordo. Esto se ha hecho a través de una mejora de las pensiones mínimas, que a partir de ahora tendrán un tope mínimo. “Mejoramos los complementos para hacer frente a la brecha de pensiones, con un incremento adicional a la subida de los precios del 10% en los dos próximos años y mejoramos también las lagunas de cotización de las personas que tienen dificultades o tienen años en los que no han podido cotizar”.

    “Para contrarrestar algunos de los mensajes que ya se están lanzando. La subida de las cotizaciones sociales, a través del mecanismo de equidad inter generacional hasta llevarlas al 1,2% es una subida absolutamente manejable para las empresas españolas. Decir que mantener el MEI en 1,2% a partir del año 2029 hasta el año 2050 es un impuesto al empleo en España es una broma, cuando hasta hace una semana casi todo el mundo decía que en España había que subir los salarios. Había un consenso”, ha protestado. “Una subida de las bases de cotización es necesario, da recursos a la Seguridad Social y no suponen ningún riesgo”.

    Sobre el destope de bases y la cuota de solidaridad, Sordo ha reconocido que se puede estar a favor o en contra, lo que no es de recibo es vivir en la exageración permanente. “En España hay aproximadamente 1,2 millones de personas que cotizan por encima de las bases máximas de cotización alguno de los meses de un año y apenas llega a un millón las personas que durante todo el año cotizan por encima de las bases de cotización. Decir que esas personas, que están en empresas grandes con un enorme músculo financiero y que están acumulando enormes beneficios empresariales, decir que ese destope o que esa cuota de solidaridad aleja el talento de España o va a suponer un impuesto al empleo es una frivolidad”. “Son medidas que no van a tener ningún coste en términos de creación de empleo. Todo lo contrario”, ha añadido, asegurando que lo que se decidía hoy era cómo sostener uno de los pilares del bienestar en España.

    Por último, Sordo ha felicitado al Ministerio la capacidad que ha tenido para reconducir algunas de las medidas que daban más problemas “con autoridad ante la Comisión Europea”.

    “Hacer esto con el aval de la Comisión Europea es muy relevante. Que la Comisión Europea, que hace apenas diez años estaba categorizada como aquellos que nos iban a venir a recortar pensiones, avale el paquete de reformas que lleva haciendo España en los últimos tiempos pactadas en el marco del diálogo social es una señal de hasta qué punto hay un cambio de paradigma en cómo se enfocan las crisis económicas en Europa desde el año 2020”.

    “Quien está huido de la centralidad en España no es el Gobierno, no es CCOO y no es UGT, son los que siguen añorando las políticas de austeridad de hace 12 años y esta reforma da pistas de hasta qué punto las cosas están cambiando y hoy asistimos a la firma de un acuerdo histórico”, ha concluido.