Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 21 febrero 2024.

Unai Sordo advierte del riesgo de implosión en Europa si se vuelve a políticas de recorte cuando más se necesitan inversiones para las transiciones en marcha

    24/05/2023.

    URL | Código para insertar

    Unai Sordo interviene durante el XV congreso de la CES en Berlín.

    Unai Sordo interviene durante el XV congreso de la CES en Berlín.

    “Es suicida pensar que la sostenibilidad de las finanzas por la reducción del déficit y la deuda a corto plazo es compatible con afrontar los retos de las transiciones en marcha”, con esta rotunda frase, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, advertía de la necesidad de mejorar las reglas de gobernanza en la Unión Europea. 

    En el transcurso de la segunda jornada del XV Congreso de la CES, y en el tiempo de debate de la ponencia ‘Juntos por una economía para las personas y el planeta’, se daba cuenta de la la reforma del gobernanza económica propuesta por la Comisión Europea. En esa propuesta se mantienen sin cambio los valores de referencia establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento: Los objetivos del 3% para el déficit público de cada estado, y del 60% del PIB para la deuda sin que hasta ahora se acepten propuestas como la llamada “regla de oro de la inversión” que excluiría del cómputo del déficit los gastos de inversión, o al menos los relacionados con las transformaciones verde y digital.

    Para el sindicalista español, “sería un suicidio colectivo reiterar la visión de que la sostenibilidad de las finanzas públicas centradas en la reducción del déficit y la deuda en cortos plazos, pueden ser compatibles con afrontar los retos de las transiciones en marcha”. 

    Unai Sordo sostuvo ante los delegados del congreso que en medio de transformaciones económicas y sociales de envergadura, “Europa debe articular un Nuevo Contrato Social Europeo para el Siglo XXI, a la vez que afronta las transiciones digitales y energéticas en marcha. Y debemos decir con claridad que los costes de abordar la transición verde y alcanzar el objetivo de neutralidad de emisiones en 2050, tienen un coste que solo una minoría de estados con capacidad de endeudamiento puede afrontar”

    No es compatible una reducción acelerada del déficit y la deuda con mantener las inversiones públicas necesarias para reducir la dependencia energética europea y favorecer la transición digital: “El incremento de las asimetrías dentro de la Unión puede volver a ser una realidad sociopolítica explosiva, e imposibilitarán las transiciones justas”, remachó.

    Por otro lado, refiriéndose a la necesidad de un Plan Industrial del Pacto Verde que permitiría ayudas estatales a los gobiernos nacionales para favorecer el desarrollo de la industria verde, Sordo sostuvo que este apoyo financiero a un bien común europeo requeriría dotar a la UE de una capacidad fiscal mediante deuda europea. “Si ahora, cuando muchos Estados tendrán que restringir su capacidad de inversión al adoptar planes de reducción de su deuda pública, se permite la ampliación de las ayudas a las empresas, sin que los países más endeudados puedan recurrir a financiación europea, la competencia desleal vendrá no sólo de los EEUU sino del interior de la UE y se erosionará gravemente el mercado único”. 

    Y por último, Unai Sordo señaló que la CES debe erigirse en voz permanente a favor de la armonización fiscal en la UE y en contra del dumping fiscal y los delitos económicos.