Confederación Sindical de Comisiones Obreras | 16 abril 2024.

Comisiones Obreras considera decepcionante el contenido final del Pacto de Migración y Asilo de la UE

  • Desde su presentación en septiembre de 2020 el denominado PACTO DE MIGRACIÓN Y ASILO PARA LA UE generó dudas y suspicacias

Cabría calificarlo como un texto con dos mentiras: por un lado, no era un pacto toda vez que a su publicación nada había sido acordado entre los Estados miembros de la UE, lo cual queda a la vista con su "cierre" más de tres años después; y, por otro lado, no aborda la inmigración ni el asilo sino meramente el control de fronteras desde una perspectiva de seguridad y control.

20/12/2023.
Más de 400 organizaciones, entre ellas CCOO, se han sumado a esta campaña.

Más de 400 organizaciones, entre ellas CCOO, se han sumado a esta campaña.

Así, de los 9 ejes en que se articula el texto, 7 de ellos operan meramente sobre mecanismos de control en fronteras, procedimiento de identificación de las personas que llegan a fronteras exteriores de la UE, reforma -para aumentar su eficacia- de EURODAC (sistemas biométricos de identificación), facilitación de los retornos de las personas que provienen de los denominados "países seguros terceros", gestión de las denominadas "situaciones de crisis" con llegadas "masivas" de migrantes, regulación de las operaciones de rescate en alta mar, incluyendo por operadores privados y finalmente el mecanismo de la denominada "solidaridad obligatoria" que impide una política común de asilo protectora, eficaz y en cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Convención de Ginebra de 1951: dicho mecanismo lo único que plantea es un "reparto" de personas desde los países UE que son frontera exterior a otros países UE o bien el pago de una "cuota" de 20.000 por persona no aceptada en su territorio en virtud de esta "reubicación a la carta".

Nada se menciona en ese largo texto sobre el establecimiento, por un lado, de canales efectivos, seguros y legales de gestión de la migración laboral con destino a la UE, mediante por ejemplo procesos de análisis de los mercados de trabajo en la UE y determinación -en su caso- de necesidades de incorporar mano de obra extranjera, habilitación de un sistema común y eficaz de visado laborales para ello, etc.

Por otro lado, se sigue sin configurar el denominado Sistema Común Europeo de Asilo que debería garantizar la inmediata protección en la UE de personas que buscan protección internacional, habilitando un sistema efectivo de solidaridad entre los países de la UE dentro de unas fronteras exteriores comunes que supere el denominado "sistema de Dublín" totalmente obsoleto y que sobrecarga funcional e institucionalmente a los países que son frontera exterior de la UE respecto a la recepción y tramitación de las solicitudes de protección.

Decepcionante que, siendo la inmigración uno de los campos de batalla ideológicos de la extrema derecha por toda la UE y muy probablemente objeto demagógico de debate durante la próxima campaña electoral para las elecciones al Parlamento Europeo, se hayan rendido determinados principios y valores de respeto a los Derechos Humanos, la dignidad humana y la protección internacional para satisfacer las posiciones de determinados estados que no reconocen las migraciones como parte de una realidad social, económica y cultural absolutamente normal en las sociedades contemporáneas.